PARKER

 

Buena dosis de adrenalina y porrazos en una película que no decepciona y que cumple todo lo que promete. Mucha acción y entretenimiento a partes iguales.

Parker (Jason Statham) es un ladrón con un código ético muy particular: Sólo roba a quienes pueden permitírselo y no hace daño a gente que no lo merece. Pero tras ser traicionado por su equipo y dado por muerto, Parker asume una nueva identidad para, con la ayuda de una hermosa mujer (Jennifer Lopez), hacerse con su último botín y que sus antiguos compañeros lamenten haberse cruzado en su camino.

Basada en el clásico personaje criminal de la popular saga de best-sellers de Richard Stark (seudónimo del escritor Donald E. Westlake), “PARKER” es la adaptación cinematográfica (a cargo de John J. McLaughlin, guionista de Cisne negro) de su novela Flashfire; y la primera vez que el personaje de Parker se refleja en la gran pantalla fielmente respecto a su original literario y a través de un actor que reúne todo su carisma. Jason Statham es Parker.

Destacar el trabajo de Jason Statham que aunque ya estamos acostumbrados a verle en este tipo de papeles, en esta película se deja la piel. Además nos llevaremos alguna que otra grata sorpresa con personajes secundarios como Nick Nolte o Clifton Collins.

En definitiva, esta película de acción tiene todo lo que se espera en una película de este tipo, un robo, una traición, un poco de intriga, un toque de humor, una pizca de amor y muchas, muchas peleas. La verdad es que gracias al guión trepidante y a como se desarrolla la acción uno no despega la vista de la pantalla ni un momento.

 

 

 

 

 

PARKER

(basada en la novela “Flashfire” de Donald E. Westlake)

 

Dirigida por: Taylor Hackford

Escrita por: John J. McLaughlin

 

 

NOTAS DE PRODUCCIÓN

Duración: 118 minutos

Copyright: © 2012 Incentive Film Productions, LLC

Distribuida en España por eOne Films

Estreno: 8 de marzo de 2013 

SINOPSIS

 

Un criminal de carrera con un inflexible código de honor busca vengarse de la despiadada banda que lo traicionó en PARKER, una dura película moderna de cine negro ambientada entre la riqueza y el glamour incomparables de Palm Beach. PARKER, dirigida por el ganador del Oscar®Taylor Hackford, lleva por primera vez al implacable anti-héroe de culto del famoso novelista Donald E. Westlake a la gran pantalla.

Parker (Jason Statham), es el ladrón más audaz, meticuloso e implacable del negocio, un experto planificando y ejecutando golpes aparentemente imposibles. Lo único que exige de su banda es lealtad absoluta — y que se ciñan estrictamente al plan. Pero, cuando su último robo acaba con muertos por culpa del descuido de un miembro de la banda, Parker rechaza la oferta de unirse al jefe del crimen Melander (Michael Chiklis) y su banda para su próximo gran trabajo. No dispuestos a aceptar un no por respuesta, los ladrones se vuelven contra Parker, y lo dejan por muerto en la cuneta de una carretera desierta.

Tras sobrevivir al ataque, y empeñado en vengarse de los hombres que lo traicionaron, Parker les sigue el rastro hasta la glamurosa Palm Beach. Haciéndose pasar por un acaudalado texano que quiere comprar una casa, conoce a Leslie (Jennifer Lopez), una agente inmobiliaria en apuros, con un conocimiento enciclopédico de la isla. Con su ayuda, descubre el plan de la banda para hacerse con unas joyas por valor de más de 50 millones de dólares y prepara un plan para apropiarse de su botín y vengarse de ellos.

Pero Parker ha hecho enfadar a los aliados de la banda en Chicago, lo que lo convierte en blanco de un equipo de sicarios mafiosos. Ahora, para poder vengarse, antes tendrá que conseguir sobrevivir.

La película está protagonizada por Jason Statham (“Los mercenarios”, “Transporter”), Jennifer Lopez (“Un romance muy peligroso”, “Planes de boda”), Michael Chiklis (“Los 4 Fantásticos”, “The Shield: al margen de la ley”), el candidato al Oscar® en tres ocasiones Nick Nolte (“Warrior”, “El príncipe de las mareas”), Clifton Collins, Jr. (“Truman Capote”, “Traffic”), Micah Hauptman (“Iron Man”), Wendell Pierce (“Treme”, “The Wire (Bajo escucha)”), Emma Booth (“Swerve”, “Sólo ellos”) y Patti LuPone (“Paseando a Miss Daisy, “Rockefeller Plaza (30 Rock)”).

PARKER está dirigida por el ganador del Oscar® Taylor Hackford. John J. McLaughlin (“Cisne negro”, “Hitchcock”) escribió el guión, basándose en la novela “Flashfire”, del candidato al Oscar® Donald E. Westlake (“Los timadores”, “El padrastro”). Los productores son Les Alexander (“Who Do You Love”, “Con su propia ley”), Jonathan Mitchell (“Who Do You Love”), Steven Chasman (“Transporter”, “El gran golpe (The Bank Job)”), Taylor Hackford (“Ray”, “Pactar con el diablo”), Sidney Kimmel (“Moneyball: Rompiendo las reglas”, “El inocente”) y Matthew Rowland (Incentive Filmed Entertainment). El director de fotografía es J. Michael Muro (“Crash (Colisión)”, “Hora punta 3”). La diseñadora de producción es Missy Stewart (“La cruda realidad”, “Una rubia muy legal”). La diseñadora de vestuario es Melissa Bruning (“Friends with Kids”, “Déjame entrar (Let Me In)”). La música original es obra de David Buckley (“The Town (Ciudad de ladrones)”, “ATM”). Los productores ejecutivos son Peter Schlessel (“Looper”, “Drive”), Brad Luff (“No es otra estúpida película americana”, “Torque: rodando al límite”), Stratton Leopold (“Misión imposible III”, “Capitán América: El primer vengador”), Bruce Toll (“El inocente”, “Un funeral de muerte”), Nick Meyer (Sierra/Affinity), Marc Schaberg (Sierra/Affinity) y Clint Kisker (Incentive Filmed Entertainment).


 

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

 

El icónico anti-héroe del novelista y guionista Donald E. Westlake, Parker, debutó en 1962 en el thriller criminal de gran éxito de ventas “The Hunter”, la historia de un brutal ladrón profesional que sigue un código propio sumamente estricto. A lo largo de los siguientes 46 años, Westlake publicó dos docenas de thrillers sumamente populares sobre el personaje, que le han permitido acumular una legión de seguidores en todo el mundo.

Cuando concibió originalmente al personaje, Westlake pensó que Parker estaba condenado por las convenciones literarias de la época a convertirse en flor de un día — un chico malo carismático que recibiría su merecido en las últimas páginas de su primera novela. Sin embargo, tras leer el manuscrito terminado, el editor de Westlake le hizo una petición insólita: que permitiera a Parker, un criminal implacable aficionado a la venganza, eludir a la justicia en ese primer libro, dejando así la puerta abierta a una o dos secuelas.

“En aquellos tiempos, un criminal tenía que morir al final del libro”, recuerda Abby Westlake, viuda del escritor. “Donald siguió la tradición y mató a su personaje, pero lo convencieron para que lo mantuviera con vida para otro libro”.

Les Alexander, productor de la película PARKER y miembro desde hace tiempo del círculo de amistades más íntimas de Donald y Abby Westlake, recuerda la sorpresa del final del primer libro. “Por entonces, el malo tenía que morir”, asegura. “Pero lo cierto es que los lectores se descubrieron animando a Parker, incluso después de que matara a gente, porque era más listo que la mayoría de la gente de su entorno y tenía un código de honor que era impecable”.

“No matar al personaje al final del primer libro fue una genialidad”, agrega. “Fue algo completamente fortuito, que suele ser como suceden muchas de las mejores cosas”.

Y así empezó una trayectoria de casi cinco décadas para el misterioso “heister”, como se refiere Parker a sí mismo y a sus compañeros en los libros. Westlake, un prolífico escritor que publicó más de 100 novelas y libros de no ficción tanto con su propio nombre como con una serie de seudónimos, acabó escribiendo 24 obras sobre este criminal profesional, publicados bajo el alias Richard Stark. Los lectores quedaron cautivados con las tramas minuciosamente detalladas ideadas por Westlake, que trataban sobre golpes de altísimo riesgo, así como por el código personal de Parker: no robar nunca a los necesitados, matar únicamente si no hay más remedio y vengarse siempre de sus enemigos.

“Escribió unos 17 libros y luego se tomó un descanso entre 1974 y 1997”, recuerda Abby. “Siempre dijo que el personaje desapareció sin más. Ya no tenía acceso al personaje, así que pasó a otra cosa. Pero un día, Parker volvió. Los siete libros que escribió a continuación eran muy ricos, y Donald se sentía orgulloso de todos ellos”.

El personaje ya había logrado acumular un enorme número de seguidores en todo el mundo gracias a los primeros libros, pero algo esencial parecía haber cambiado en él, que hacía al nuevo Parker más interesante todavía, según Alexander. “Parker había cambiado durante su ausencia”, asegura. “Los libros posteriores poseen más riqueza, calidez y humanidad, mientras que los anteriores son novela negra más fría y clásica”.

PARKER es la adaptación de “Flashfire”, el primer libro que publicó Westlake sobre su personaje tras ese descanso de 23 años. Aunque otras películas anteriores, como “Payback” (protagonizada por Mel Gibson) han tomado prestados argumentos e ideas de la serie, PARKER supone la primera vez que los herederos de Westlake han permitido que se utilice el propio nombre del personaje en una película.

El productor afirma que los herederos de Westlake eligieron “Flashfire” para que fuera la primera adaptación que llevara el personaje de Parker a la gran pantalla porque contenía todos los elementos importantes. “Decidimos empezar aquí porque esta historia lo tiene todo”, explica Alexander. “Tiene la implacable búsqueda de venganza de Parker cuando lo traicionan, así como su devoción a su novia Claire, incluso cuando otra mujer lo tienta, lo que lo humaniza. Creo que es realmente la mejor historia de Parker”.

El guión, escrito por John McLaughlin (que también escribió el guión de “Cisne negro”), se mantiene fiel a la esencia del criminal honorable de Westlake, a la vez que pone al día y amplía la historia. “John McLaughlin hizo un trabajo sensacional con el guión”, sostiene Alexander. “Hay una gran diferencia entre trasladar y adaptar. Trasladar supone limitarse a copiar el libro. John se ha dedicado a adaptarlo de verdad. Encontró el espíritu del personaje y captó lo que lo hace mágico”.

El guión de McLaughlin llamó la atención de uno de los principales productores y directores de Hollywood: el ganador del Oscar® Taylor Hackford, que ha dirigido películas tan alabadas como “Ray” y “Oficial y caballero”. “Solamente hay una cosa que realmente consiga que me atraiga un proyecto, y eso es el guión”, asegura. “Leí este y me convenció. Es una película de acción inteligente, llena de intriga, y sólidas caracterizaciones, que me resultan muy importantes”.

Como tantos otros lectores antes que él, Hackford se encontró inesperadamente cautivado por la peculiar psicología del personaje. “Lo maravilloso de Parker es que tiene un código ético inquebrantable”, observa el director. “No siente los más mínimos remordimientos por lo que hace. Es un ladrón, es capaz de realizar actos de suma violencia, pero no es un psicópata. De hecho, desde el primer momento hace saber a la gente que, si hacen lo que él les diga, no sufrirán daño alguno. Solamente roba a la gente que puede permitírselo. Es alguien con integridad, que ha elegido una vida de crimen. Y, si va a usar a un cómplice para algo, establece un vínculo. Si se vuelven contra él, como ocurre en esta película, hará lo que sea necesario para desquitarse”.

Pero Hackford resiste la tentación de compararlo con otros granujas encantadores popularizados por el cine. “Nunca lo consideraría un caballero”, observa Hackford. “No es un tipo elegante y de buena planta, como Cary Grant en ‘Atrapa a un ladrón’. Es un profesional duro de manera realista, que cree en el honor entre ladrones. Sin él, no hay más que caos. Y, como dice muy claramente en el guión, a nadie le gusta el caos”.

Hackford le dio su propio toque personal al guión de McLaughlin, y añadió diálogos que ayudaban a definir mejor a los distintos sujetos. “Aportó pequeños detalles geniales a cada personaje que resumían su esencia”, explica Alexander. “Contar con él ha servido para disponer de un guión mucho más rico. Se necesitan personajes con motivaciones muy claras, que permitan a los espectadores ver a la araña tejiendo la tela”.

“Taylor afronta los retos con un gran entusiasmo”, comenta Alexander. “Dijo que iba a hacer la mejor película de género que pudiera. Se conoce la historia del cine mejor que nadie y sabe cuáles son las reglas. Ha hecho una película mejor aún de lo que cabría esperar”.

Dada la legión de seguidores con que cuenta Parker en todo el mundo, que esperaban impacientes el debut en la gran pantalla del personaje, los cineastas se tomaron muy en serio su responsabilidad de mantenerse fieles a la creación de Westlake. “Vamos básicamente siguiendo los pasos de Donald Westlake”, opina Hackford. “Él creó los personajes y nosotros tenemos que cumplir basándonos en eso. Sin embargo, dado que Donald ya no está con nosotros, lo único que podíamos hacer era leer el material, intentar mantenernos fieles a él y ser respetuosos. Ojalá estuviera aquí para verlo. Ahora será cosa de todos esos millones de fans que hay por ahí decirnos si le hemos hecho justicia o no”.

“Hay una buena razón por la que esta es la primera adaptación que ha recibido nunca permiso de sus herederos para usar el nombre del personaje”, prosigue. “Donald Westlake recibió el máximo cumplido posible cuando lo denominaron el heredero moderno de Raymond Chandler, y John McLaughlin encaja a la perfección con el estilo de Westlake. Utilizó los elementos más importantes y luego desarrolló otros de una forma maravillosa que mantiene la integridad de Donald Westlake y, al mismo tiempo, lo convirtió en algo más propio de la gran pantalla. Tiene ingenio y añadió su propio toque de gracia. Abby le dio su visto bueno, por lo que sabemos que es fiel al autor original”.


 

EL PARKER PERFECTO

 

Con Taylor Hackford ya como director, los cineastas emprendieron el proceso de selección del reparto y se encontraron con una gran cantidad de intérpretes de talento interesados en incorporarse al proyecto. “Evidentemente, Taylor ha realizado enormes contribuciones a esta película”, señala Alexander. “Una de las más significativas fue su capacidad de reunir un reparto de talla mundial. Y luego consiguió sacarles unas interpretaciones absolutamente fabulosas. Jason Statham, que interpreta a Parker, muestra una faceta completamente nueva de sí mismo, que sorprenderá y agradará a sus fans”.

Alexander asegura que la idea de elegir a Statham se le ocurrió realmente en un sueño. “Acababa de ver las tres películas de ‘Transporter’”, recuerda. “Tuve una visión de Jason Statham diciendo los diálogos de Parker y estaba perfecto, así que me puse en contacto con su representante. Resultó que Jason, que ya es un héroe de acción con mucho éxito, quería hacer algo con más sustancia y este proyecto le resultaba muy atractivo. La película tiene peleas en abundancia y algunas escenas de especialistas realmente sensacionales, pero también hay ocasión de verlo encarnar a un personaje fascinante. Es extraordinario, y lo demuestra con hechos, no sólo palabras”.

La impresionante combinación de Statham de destreza física y gran inteligencia le venía como anillo al dedo al personaje, en opinión de Hackford. “La primera vez que vi a Jason fue en ‘Lock & Stock’”, recuerda el director. “Lo sorprendente de él es que tiene mucha gracia. Cuando se convirtió en una auténtica estrella de acción, habría sido muy sencillo para él caer en el estereotipo del tipo duro y silencioso. Es perfecto como Parker, porque combina las cualidades de un hombre corriente con auténtica capacidad física. Jason no necesita a una docena de especialistas que lo sustituyan en las escenas de acción. Fue un saltador de trampolín de categoría olímpica y sabe cómo usar su cuerpo con suma pericia”.

A Statham lo atrajo el particular código moral en blanco y negro de Parker. “Westlake dota a este ladrón de un insólito sentido de cordura y seriedad”, opina el actor. “Es un gran personaje, con muchos matices, y tiene un sentido del humor que me atrae. Es un hombre capaz de hacer lo que sea por enderezar las cosas. A veces se salta la ley, pero creo que ve todos los negocios como algo corrupto, así que lo que hace es simplemente sacarse su tajada. Aunque podría salir por la fuerza de la mayor parte de las situaciones, prefiere hacer las cosas por las buenas, sin violencia. Pero, si te pasas de la raya, es capaz de hacer cosas bastante terribles”.

El actor y el director encontraron la experiencia de trabajar juntos sumamente satisfactoria. “Jason se tomó su papel muy en serio”, asegura Hackford. “Se mostró muy colaborador en todo momento y no se negó nunca a nada, porque vio el potencial de este papel. Con PARKER, ha dado un verdadero paso adelante como actor. Naturalmente, ya es una estrella, pero aquí se está esforzando por crecer, que es algo que se merece un enorme respeto. La gente a la que le gustan las películas de Jason Statham van a poder comprobar que es capaz de ofrecer mucho más”.

“Taylor es un auténtico cineasta”, sostiene Statham. “Pasamos horas y horas hablando sobre Parker. Estaba rebosante de detalles y no dejó piedra sin remover. Conocía lo que había pasado anteriormente con todas las relaciones. Creo que gracias a eso tiene un poco más de corazón que la típica película de cine negro. Y además es bastante divertida por momentos.

“Ha sido un gran privilegio trabajar con alguien al que le interesan tanto los detalles y se preocupa tanto por lo que pone en la pantalla”, agrega. “Taylor tenía mucha presión para hacer un buen trabajo por Westlake. Era un tipo de gran talento, con numerosos seguidores y su propio Oscar® por el guión de ‘Los timadores’. Teníamos que respetar semejante pedigrí”.

La historia de la película va saltando de Memphis a Houston y a Nueva Orleans, hasta asentarse en Palm Beach, Florida, para un gran golpe. “Parker se topa con otro fantástico personaje cuando llega a Palm Beach, una mujer llamada Leslie”, explica Hackford. “No es una profesional como él. Es una agente inmobiliaria, pero está arruinada, en las últimas, y de pronto descubre que un pequeño robo puede ser la solución a sus problemas”.

El personaje de Leslie, que está interpretado por Jennifer Lopez, es una divorciada, rondando los cuarenta y atrapada en una situación sin salida. Su ex marido está en quiebra y ella se ha visto obligada a pagar sus deudas. Ha tenido que mudarse de vuelta a West Palm Beach con su madre, una peluquera cubana jubilada, interpretada por la legendaria diva de Broadway Patti LuPone, y no dejan de discutir, mientras Leslie trata de rehacer su vida.

“Está vendiendo inmuebles en Palm Beach, uno de los enclaves más ricos de los Estados Unidos”, explica Hackford. “Así que, cada día, cruza el puente desde West Palm, que es un lugar agradable y normal, para vender inmuebles en los que nunca podrá permitirse vivir. No es una diva ni una reina del glamour. Leslie es real y Jennifer está muy real en el papel. Es una actriz fantástica, y no había interpretado un personaje así, con los pies en la tierra, desde ‘Un romance muy peligroso’”.

Leslie conoce a Parker cuando este llega a la ciudad haciéndose pasar por un magnate texano del petróleo que busca casa en la isla. Ella cifra todas sus esperanzas en él, primero como cliente que puede ayudarle a ganarse un buen dinero, y luego como posible salvador que la rescate de la vida que lleva.

“Me pareció que la relación entre Leslie y Parker era complicada y bastante realista, lo que la hacía más interesante que la típica película de acción”, observa Lopez. “En nuestra primera reunión, le pregunté a Taylor por qué quería que yo interpretara a este personaje. No es precisamente como me ve la gente. Y me dijo que precisamente por eso me quería. La imagen que tiene la gente de mí, de mi música, o de ‘American Idol’, o de las comedias románticas que he hecho es muy distinta”.

Hackford quería aprovechar las considerables agallas y determinación de Lopez. “Leslie es una persona que parece estar acabada, pero que aun así se niega a rendirse”, plantea. “Creo que así es sin duda alguna Jennifer Lopez. Jennifer procede del Bronx, ha tenido altibajos, pero tiene arrojo. Sobrevivirá. Por eso la elegí para el papel”.

Cuando la conducta reservada de Parker despierta las sospechas de Leslie, ve una oportunidad y quiere tomar parte en lo que quiera que esté tramando. Pero no tardará en darse cuenta de que esto le viene grande. “Leslie no es una criminal”, arguye Hackford. “Simplemente, está desesperada. Anda buscando alguna salida, pero no sabe lo serio que es esto. No es una historia de amor, se convierten en socios. Un profesional curtido y una novata, ambos de fuerte personalidad, se juntan y resulta un estudio de personajes fascinante. Jennifer y Jason crean auténtico interés y electricidad juntos”.

Statham valora muy positivamente la labor de su compañera de reparto: “Jennifer es muy normal y accesible, pero también es deslumbrante”, asegura Statham. “Toda clase de personas pueden identificarse con ella, y puede detener el tráfico. Es muy difícil encontrar esas dos cualidades juntas. Taylor andaba buscando a alguien que tuviera todo eso y encima fuera una gran actriz”.

Trabajar con Statham resultó igualmente satisfactorio para Lopez. “Fue muy divertido”, comenta. “Es a la vez un tipo de acción super-duro y un actor excelente. Nos lo pasamos muy bien presionándonos mutuamente en el terreno interpretativo. No creo que ni siquiera nosotros nos hubiéramos dado cuenta del viaje tan largo que iban a emprender estos dos personajes juntos hasta que pasamos por ello. Aprenden a confiar realmente el uno en el otro y a cuidar uno de otro”.

Hackford buscó al legendario actor Nick Nolte para el papel de Hurley, el mejor amigo y mentor de Parker. “Siempre me ha gustado Nick”, declara. “Hacía años que quería trabajar con él. Su presencia ahora es muy distinta a cuando era un buen mozo. Se ha convertido en un oso viejo. Su voz es increíble, una voz ronca inconfundible. Cuando lo oyes hablar, se puede sentir la experiencia. Se pueden notar los kilómetros que lleva recorridos”.

“Es un actor maravilloso,” prosigue el director. “Cuando llegó al set, se respiraba un aire de ‘¿cómo va a ser este tipo?’. Y a todo el mundo le encantó, tanto el reparto como el equipo. Supuso una enorme aportación al proyecto”.

Hurley comprende a Parker de maneras que nadie más en el mundo puede hacerlo. “Humaniza a Parker”, plantea el director. “Es la única persona con la que Parker baja por completo la guardia. Y Hurley acepta a Parker como a un hijo”.

Los dos tienen en común disciplina y experiencia militar que han sabido adaptar perfectamente a su vida criminal. “Hurley está básicamente jubilado, pero ayuda a orientar a Parker en sus trabajos”, explica Nolte. “Poseen una experiencia y unos conocimientos muy especializados que aprovechan en su trabajo. Hurley le busca a Parker el trabajo de la feria estatal, así que, cuando sale todo mal, siente que tiene que compensarlo”.

El actor descubrió que Hackford y él estaban completamente de acuerdo en cuanto al personaje y la historia. “Taylor me orientó por el mismo camino que estaba siguiendo yo”, reconoce. “Ya he tomado parte en obras similares anteriormente y me pareció que esta estaba muy bien hecha. Y me gusta lo que ha hecho Jason con Parker. Me recuerda algunos de los mejores trabajos de Steve McQueen en la forma de combinar la acción, la comedia y los personajes”.

“Nick está asombroso en el papel”, afirma Statham. “No paraba de pensar: ‘estoy trabajando con Nick Nolte, una leyenda viva del cine’. Esta clase de oportunidades merecen recordarse. Es un actor formidable y aquí he tenido ocasión de trabajar con él”.

La banda de Melander, el equipo con el que Hurley junta a Parker para el audaz golpe a la feria estatal de Ohio en la secuencia inicial de la película, es una pandilla de criminales profesionales con vínculos con la mafia de Chicago. Cada miembro de este cuarteto de sinvergüenzas tiene una tarea concreta y bien definida en el trabajo. “Es una película de un gran golpe, un filme de acción y una cinta de cine negro”, explica Hackford. “Es necesario contar con villanos. Para mí, esos personajes siempre suelen ser de los más interesantes. No tienen que ser agradables, pero me gusta que sean inteligentes. Parker no puede desarrollar todo su potencial a menos que tenga que vérselas con alguien fuerte y contundente, así que tenía que asegurarme de que los cuatro personajes de la banda de Melander eran dignos adversarios. Tuve la suerte de contar con actores estupendos con los que trabajar”.

Melander, el jefe de equipo, está interpretado por Michael Chiklis, un actor que cosechó grandes elogios de la crítica por su interpretación del pragmático inspector de policía Vic Mackey en la serie de televisión “The Shield: al margen de la ley”. “Siento un gran respeto por Michael Chiklis”, declara el director. “Es un actor sumamente inteligente y dinámico. Sabes que te enfrentas a alguien peligroso, inteligente y de sustancia cuando ves a Michael”.

Wendell Pierce, que ya había trabajado con Hackford en tres de sus películas anteriores, como “Ray”, interpreta a Carlson, el miembro más atento y previsor del grupo. “Wendell es un actor fabuloso, que también ha aparecido en ‘The Wire (Bajo escucha)’ y ‘Treme’ en HBO”, señala el director. “Tiene una cierta presencia, así que sabes que no es un simple criminal corriente. Es alguien que lo ha pensado todo con el máximo detalle”.

Clifton Collins, Jr., en el papel de Ross, aporta al grupo músculos, intensidad calmada y una espoleta corta. “Me encanta el trabajo de Clifton”, asevera Hackford. “Me dejó anonadado en su papel de Perry Smith en ‘Truman Capote’. Sin decir palabra, trae consigo peligro. Tiene cierto porte, es un experto con armas, y pobre del tipo que intente hacerle frente”.

El cuarto miembro del equipo de Melander es Hardwicke, interpretado por Micah Hauptman. “No es realmente parte de esta banda”, según Hackford. “Es el tipo que se encargará de que se cumpla el trato. Es el sobrino de un mafioso importante y puede usar sus contactos familiares para colocar la mercancía robada, pero todavía no es miembro integrante de la mafia. Aunque es muy inteligente y ambicioso, es un poco metepatas. Desde el primer momento, se sabe que es el eslabón más débil de la cadena. Parker lo reconoce de inmediato”.

Para el crucial papel de Claire, la pareja de Parker, con la que vive, los realizadores pusieron en marcha una amplia búsqueda. “Es crucial para la historia”, comenta Hackford. “Es la persona con la que Parker ha elegido estar, aunque no comparta con ella buena parte de su pasado ni de su vida profesional. Tiene muy claro que, si ella sabe demasiado, no la hará más que sufrir. Tenían que poder comunicar mucho con muy pocas palabras”.

La actriz Emma Booth, de origen australiano, interpreta a Claire. “Tiene un acento americano perfecto y un enorme talento. No se anda con aspavientos, ni busca el glamour”, explica Hackford. “Tiene algo real. Y todos nosotros, Jason incluido, supimos de inmediato que ella era la perfecta”.

PARKER es la primera incursión de Booth en el terreno del cine de acción. “Estaba muy ilusionada ante la perspectiva, sobre todo con Taylor como director”, aporta. “Además, por supuesto, la protagonizaba Jason, así que la combinación de reparto, director y el propio guión era genial”.

Statham dice que disponer de alguien como Hackford al mando fue crucial para reunir un reparto capaz de trabajar a este nivel. “Taylor tiene la capacidad como realizador de llenar sus películas de gente excelente, y todo el mundo quiere trabajar con alguien así. A la gente le interesa trabajar con cineastas de talento, así que todos acuden cuando Taylor los llama”.


 

EN EL MUNDO REAL

 

PARKER sigue la búsqueda de venganza de su protagonista desde el soleado optimismo de la feria estatal de Ohio, a los garitos de la calle Bourbon de Nueva Orleans, al opulento encanto de Palm Beach, con paradas intermedias en los barrios violentos y páramos industriales en los que el personaje aprendió su oficio. “En esta película, los escenarios son también personajes”, observa Hackford. “Casi todo el rodaje se realizó en exteriores y contamos con localizaciones sensacionales, que no suelen verse en el cine”.

Buena parte de la acción se rodó en Nueva Orleans y alrededores, incluso las escenas ambientadas en otros lugares. “La usamos como Kentucky, como Tennessee, como Texas”, admite Hackford. “Hay una localización en la calle Bourbon pero, aparte de eso, Luisiana y, especialmente, Nueva Orleans, hacen las veces de todos esos lugares. La ciudad tiene exteriores fantásticos, además de los que estamos acostumbrados a ver en películas. Sirve maravillosamente como telón de fondo del filme y cuesta creer lo mucho de la película que se rodó en Nueva Orleans”.

La acción empieza en la feria estatal de Ohio, que es la feria estatal más grande de los Estados Unidos, con cerca de un millón de asistentes a lo largo de sus doce días de duración en 2012. “Es donde la gente corriente va a pasarlo bien”, explica Hackford. “El hecho de que pudiéramos rodar allí fue increíble. La gente fue de lo más amable. Tenemos 40.000 o 50.000 extras en esa escena. No podíamos parar la feria, así que seguía en marcha a nuestro alrededor. Jamás habríamos tenido presupuesto para pagar por conseguir algo de semejante factura. Es fantástico”.

Para los actores, la actividad real que había en la feria hizo que rodar esas escenas resultara especialmente intenso, en opinión de Micah Hauptman. “Todo se hacía sobre la marcha”, recuerda. “Cuando estás rodando en medio de tanta gente real, nunca se sabe qué puede pasar, lo que lo hace muy divertido”.

Pero el grueso de la acción de la película se desarrolla en el que tal vez sea el lugar más rico de los Estados Unidos. “El gran golpe de la banda de Melander está pensado para llevarse a cabo en Palm Beach”, comenta Hackford. “Es una comunidad que se ha hecho legendaria desde sus primeros tiempos. Los más ricos entre los ricos de la costa este acudieron allí a principios del siglo pasado y crearon una Xanadú para ellos en lo que es básicamente una isla tropical. Apesta a riqueza. Hay más mansiones y ficus podados en Palm Beach de los que has visto en toda tu vida y sirve para dotar a la película de un estilo increíble”.

Sin embargo, no fue tarea fácil conseguir los permisos y autorizaciones que necesitaban para rodar en Palm Beach. En la década de los 90, la ciudad decidió establecer una moratoria a cualquier rodaje en la zona, a fin de preservar la intimidad de sus residentes de élite. Pero Hackford estaba decidido a rodar la película en el escenario previsto por el autor de la novela original. “Donald Westlake ambientó su historia en Palm Beach por un motivo. Era esencial para la película. ¿En qué otro lugar tendrías una subasta de 50-75 millones de dólares en joyas? Allí es algo que sucede todo el tiempo”.

La película acabó consiguiendo un nivel de cooperación sin precedentes tanto de West Palm como de Palm Beach. “La comisión de cine del condado de Palm Beach estuvo fantástica, al igual que el ayuntamiento”, sostiene Hackford. “¿Me dieron permiso para hacer todo lo que quería? No. Pero sí que pude obtener todo lo que necesitaba de Palm Beach para esta película. Se pueden ver las carreteras principales, los barrios, los famosos puentes, que son parte esencial de la historia”.

El atraco culminante de la película tiene lugar en una magnífica mansión con vistas al mar. “Mucha gente pensará que lo rodamos en Mar-A-Lago, que es la finca más famosa de Palm Beach”, señala Hackford. “De hecho, la gran mansión donde culmina el golpe está en la otra punta de Florida, en Sarasota”.

Esa escena tiene lugar en el Museo de Arte John Ringling. “A finales del siglo XIX y principios del XX, los hermanos Ringling tenían un éxito monumental”, explica Hackford. “Olvidaos de todos los empresarios teatrales de Broadway y de los magnates de Hollywood — ellos eran el auténtico espectáculo. John Ringling era uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y se hizo construir una increíble mansión de terracota junto al agua en Sarasota, que fue la que utilizamos como escenario de la subasta”.

Hackford reproduce el crudo realismo de la novela de Westlake mediante acción, peleas y escenas de especialistas totalmente creíbles. “Quería que la acción y la violencia fueran muy reales”, explica Hackford. “No quería que ese aspecto del filme tuviera un elemento fantástico. Me gustan ese tipo de películas, pero eso no era lo que buscábamos en PARKER. Quería que los espectadores lo miraran y pensaran: ‘este tipo es auténtico’. Cuando recibe golpes, lo siente. Cuando corre un grave peligro, lo sabemos. Al final de la película, está debilitado. Está herido. Al mismo tiempo, queda patente su negativa a rendirse. Quería ofrecer una película tan real que te mantuviera pendiente de un hilo”.

Hackford encontró en Statham a un actor consumado con gran capacidad física y amplia experiencia creando la clase de acción explosiva que buscaba. “Quiere hacer todas sus propias escenas arriesgadas, lo que para mí es una gran ventaja como director. Es muy inteligente, así que no asume riesgos innecesarios pero, cuando sabe que todo va a salir bien, lo hace. Hay una secuencia al principio de la película en la que hay un tiroteo en un coche. Cuando Parker se tira desde el coche, es Jason quien lo hace. Salta de un coche que va a toda velocidad. Era una escena muy complicada”.

Statham comenta que puede que no fuera la escena más peligrosa que haya hecho jamás, pero está entre las primeras. “Parker estaba en la parte trasera de un todocamino con el variopinto equipo de ladrones y están todos armados hasta los dientes”, explica. “Tiene que conseguir escapar del coche con vida. Fue muy peliagudo. Tenía que salir de un vehículo en marcha por la ventanilla. Me vino muy bien la experiencia de todos mis años como saltador. Conseguí encajar justo por el hueco de la ventanilla”.

El actor asegura que se siente muy realizado al hacer sus propias escenas arriesgadas. “Dudo que eso sea algo que se me vaya a pasar nunca. Siempre quiero hacer aquello de lo que me considero capaz. Pero es difícil crear secuencias que no se hayan visto antes y mantener la acción centrada en el personaje, para que no se convierta en una especie de videojuego. Hace falta mucha preparación y un buen equipo humano para conseguir que todo sea seguro. Tengo un extraordinario equipo de especialistas con el que me gusta trabajar. Hemos conseguido muy buenos resultados y nos entendemos a la perfección”.

El equipo incluye al coordinador de especialistas Mike Massa, que trabajó con Statham en “Los mercenarios (The Expendables)”, y el director de segunda unidad David Leitch, de “The Mechanic”. “Era la primera vez que trabajaba con Mike y Dave y fueron absolutamente estupendos”, afirma Hackford. “Ambos son individuos con una experiencia increíble en su terreno y grandes colaboradores. Tomamos todas las precauciones posibles y luego nos lanzamos”.

En una escena impresionante ambientada en el piso 26 de un hotel de muchas plantas, Parker tiene que eludir a un despiadado asesino enviado por los contactos de Chicago de la banda de Melander. “El actor tenía que ser alguien de sustancia para conseguir que quedara real”, señala Hackford. “Daniel Bernhardt es un actor fantástico que ha protagonizado algunas películas de acción estupendas. Se toma su trabajo muy en serio. Tanto Jason como él hacen sus propias escenas arriesgadas en esta secuencia y, hay que reconocerlo, esa pelea es brutal. Se pegan duro. Al final de la pelea, está claro que Parker está muy malherido. Es como un león herido cuando se marcha para el enfrentamiento final. Contar con colaboradores como Mike y Dave resultó fundamental, porque sirvió para dar a los actores la confianza que necesitaban para llegar hasta el final”.

Statham agrega: “Taylor estaba empeñado en no hacer nada que no estuviera motivado por el personaje. Eso sirvió para conseguir una gran pelea. Los personajes heroicos a los que he interpretado en ocasiones anteriores han exhibido una pericia tremenda en peleas cuerpo a cuerpo y nunca los ves salir realmente mal parados. Taylor insistió en que recibiéramos una paliza realista. Quería que Parker sobreviviera por los pelos, para aumentar la tensión y el dramatismo. ¿Logrará llegar hasta el final? ¿Conseguirá cumplir realmente aquello que se propone? Gracias a eso, todo parece mucho más peligroso”.


 

ACERCA DEL REPARTO

 

JASON STATHAM (Parker) es una estrella internacional especialmente conocida por sus thrillers de acción contundente. Su estreno más reciente ha sido “Los mercenarios 2” y también protagoniza el thriller de próximo estreno “Hummingbird”, ópera prima como director del guionista Steven Knight (“Negocios ocultos”, “Promesas del este”).

Statham, nacido en Sydenham, Inglaterra, era uno de los principales saltadores de trampolín del equipo nacional británico, llegando incluso a ocupar el puesto 12 de la clasificación mundial. Mientras se preparaba en el famoso Centro Nacional de Deportes de Crystal Palace, en Londres, los fotógrafos y las cámaras no dejaban de asediarlo, como un joven talento nuevo, hasta que acabó reuniéndose con el productor ejecutivo de una próxima película. Statham se reunió después con el director, Guy Ritchie, y así es como debutó en la gran pantalla, en el papel de ‘Bacon’, en “Lock & Stock”(1998).

Statham volvería a trabajar nuevamente con Ritchie en “Snatch. Cerdos y diamantes” (2000), frente a Brad Pitt y Benicio Del Toro. Posteriormente, el productor de cine francés Luc Besson lo eligió para interpretar el papel protagonista de ‘Frank Martin’ en “Transporter” (2002), hizo de ‘Rob, el guapo’ en el taquillero remake de “The Italian Job” (2003) y mantuvo a cien los corazones de los espectadores como ‘Chev Chelios’, el héroe de acción con problemas de adrenalina que protagonizaba “Crank: Veneno en la sangre” (2006).

Statham repetiría su papel de ‘Frank Martin’ en“Transporter 2” (2006) y “Transporter 3” (2008), antes de protagonizar para Roger Donaldson “El gran golpe (The Bank Job)”(2008), con la que consiguió un gran éxito de crítica contando la historia real del famoso golpe de 1971 a la sucursal bancaria de Baker Street. También encabezó el reparto del remake de acción “Death Race (La carrera de la muerte)”(2008), junto a Ian McShane.

A continuación, Statham volvería a interpretar el papel de ‘Chev Chelios’ en “Crank: Alto voltaje”(2009) y se juntaría con algunas de las mayores estrellas del mundo del cine de acción en la cinta de Sylvester Stallone “Los mercenarios (The Expendables)” (2010). Tras ella llegaría otro remake, “The Mechanic”(2011), que protagonizaba originalmente Charles Bronson como el asesino a sueldo ‘Arthur Bishop’.

Statham encarnaría después al inspector ‘Tom Brant’ en el thriller policíaco británico “Blitz” (2011), basado en la novela de Ken Bruen. Pocos meses más tarde, Statham volvería a la cartelera con “Asesinos de élite”(2011), con Clive Owen y Robert De Niro, adaptación de una escrita por Ranulph Fiennes basada en una historia real. El año pasado, protagonizó “Safe”(2012), dirigida por Boaz Yakin y producida por Lawrence Bender.

 

JENNIFER LOPEZ (Leslie) es en la actualidad una de las figuras más célebres e importantes del mundo del espectáculo. En 2012, la revista Forbes la eligió la famosa con más poder del mundo. Gracias a su incomparable atractivo global, Lopez ha acumulado más de 1.400 millones de dólares en la taquilla mundial. Sus fragancias se han convertido en la línea de perfumería de un famoso con más éxito del mundo, con ventas que superan los 2.000 millones de dólares.

Lopez ha vendido más de 70 millones de discos en todo el mundo y ha aparecido en numerosas películas de éxito. En 2001, “Planes de boda” fue la película más taquillera de Estados Unidos, mientras que su álbum, “J.Lo”, ocupaba el primer puesto de la lista de éxitos de la revista Billboard. Estos éxitos simultáneos convirtieron a Lopez en la primera mujer de la historia en ocupar el primer puesto en la lista de películas y en la de álbumes en la misma semana.

Más recientemente, Lopez protagonizó la comedia romántica “El plan B”, junto a Alex O’Loughlin, y formó parte del reparto coral de “Qué esperar cuando estás esperando”. También puso su voz al personaje de ‘Shira’, la tigresa dientes de sable, en el gran éxito de animación “Ice Age 4: La formación de los continentes”.

En 1995, Lopez debutó en la gran pantalla en el alabado drama “My Family (Mi Familia)”, por el que obtendría una candidatura a un premio Independent Spirit por su papel de la joven madre ‘María Sánchez’. Lopez cosecharía grandes elogios al interpretar el papel epónimo de “Selena”, además de una candidatura al Globo de Oro. En 2002, Lopez fue elegida “Estrella femenina del año” de ShoWest y, en 2006, recibiría el premio Crystal “Mujeres en el cine”. Además, el Consejo Nacional de la Raza, el mayor grupo de defensa de los derechos de los latinos en EE. UU. la nombró “Artista del año” en los premios ALMA.

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen la comedia de Robert Luketic “La madre del novio”, frente a Jane Fonda, el drama de Lasse Hallström “Una vida por delante”, con Robert Redford y Morgan Freeman, el thriller de Oliver Stone “Giro al infierno”, junto a Sean Penn y Nick Nolte, la comedia romántica de Wayne Wang “Sucedió en Manhattan”, frente a Ralph Fiennes, la cinta de acción de Joseph Ruben “Asalto al tren del dinero”, con Wesley Snipes y Woody Harrelson, la comedia de Francis Ford Coppola “Jack”, con Robin Williams y Diane Lane, la película de cine negro de Bob Rafelson “Blood & Wine (Sangre y vino)”, frente a Jack Nicholson y Michael Caine, el drama romántico de Luis Mandoki “Mirada de ángel”, junto a Jim Caviezel, el thriller fantástico de Tarsem Singh “La celda”, con Vince Vaughn, el thriller romántico de Steven Soderbergh “Un romance muy peligroso”, frente a George Clooney, el thriller dramático de Michael Apted “Nunca más”, con Billy Campbell y Juliette Lewis, y “Anaconda”, con Jon Voight y Ice Cube.

En 2006, Lopez se encargaría no solo de protagonizar sino también de producir “El cantante”, sobre la leyenda de la salsa Héctor Lavoe, y “Ciudad del silencio”, un thriller dramático basado en hechos reales, con Antonio Banderas y Martin Sheen.

Nuyorican Productions, la productora de cine y televisión de Lopez, le permitió asumir el papel de productora de televisión con el reality show “Dancelife” y el drama “South Beach Tow”. Tiene varios proyectos cinematográficos y televisivos en preparación, que incluyen un remake del éxito de los años 80 “Un mar de líos” y la comedia romántica “Taming Ben Taylor”, en la que Lopez interpretará a una agente inmobiliaria de primera que conquista a un rudo vinicultor. También tiene en preparación “Help”, para ABC, “Sweet Little 15”, que cuenta la historia iniciática de una joven mexicana que prepara su quinceañera, y la telecomedia “Amigas Sweet 15 Club”, que seguirá a cinco adolescentes en Miami que llevan un negocio de fiestas de quinceañera juntas.

Lopez es, además, una personalidad televisiva galardonada, al haber ejercido recientemente de juez del concurso musical “American Idol” durante dos temporadas. También puso en marcha la innovadora serie “¡Q’ Viva!: The Chosen”, junto al coreógrafo Jamie King y a Marc Anthony.

Lopez ganó recientemente el premio al “Mejor artista latino del año” en los Premios de la Música Americana y la revista Glamour la eligió “Mujer del año”. En 2011, Lopez publicó el álbum “LOVE?” y su primer single, “On the Floor” (con Pitbull), se convirtió en un fenómeno mundial. El tema se colocó en el número uno en 18 países y se convirtió en el tema más descargado de su carrera. Lopez también alcanzó un hito Vevo para una cantante femenina, ya que el vídeo musical alcanzó los 100 millones de visitas en tiempo récord. Con una pasmosa cifra de 570 millones de visitas, se convirtió en el vídeo musical de una artista femenina más visto en la historia de YouTube.

Lopez ha demostrado una gran dedicación por ayudar a niños necesitados y a otros individuos que también necesiten su apoyo. El Boys & Girls Club of America la ha nombrado su portavoz nacional. Gucci ha lanzado una campaña publicitaria nacional protagonizada por Lopez, junto con sus gemelas Emme y Max, para promocionar su nueva colección infantil. La recaudación de esa campaña beneficiará a UNICEF.

Su compromiso por marcar la diferencia queda patente gracias a la Lopez Family Foundation, una organización sin ánimo de lucro dedicada a mejorar el nivel de los cuidados médicos de los que disponen mujeres y niños. En colaboración con el hospital infantil de Los Ángeles, la fundación está trabajando en un programa de “telemedicina” que llevará tecnología punta y los mejores médicos a comunidades de todo el mundo carentes de la atención médica necesaria. El primer centro de telemedicina se inauguró en Puerto Rico en 2010 y recientemente ha añadido un nuevo centro en Panamá.

 

MICHAEL CHIKLIS (Melander) interpreta al gánster ‘Vincent Savino’ en la nueva serie policiaca de la cadena CBS “Vegas”, coprotagonizada por Dennis Quaid. Recientemente, ha terminado el rodaje de “Pawn”, un thriller criminal protagonizado por Chiklis, junto a Forest Whitaker, Ray Liotta y Nikki Reed, y producido a través de su sello Extravaganza Films.

Chiklis, especialmente conocido por encarnar al inspector de policía corrupto ‘Vic Mackey’ en la innovadora serie del canal FX “The Shield: al margen de la ley”, ha recibido numerosos premios y distinciones por ese papel, como el premio de la Television Critics Association (Asociación de Críticos de Televisión) al “Logro individual en drama” en 2002, así como, el Globo de Oro y el Emmy® en 2003 al “Mejor actor en una serie dramática”. También ejerció de productor y director en numerosos capítulos de la serie.

En la gran pantalla, Chiklis interpretó a ‘Ben Grimm’, más conocido como el superhéroe ‘la Cosa’ en las populares adaptaciones de Marvel Comics “Los 4 Fantásticos” y “Los 4 Fantásticos y Silver Surfer”. Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “High School”, “La conspiración del pánico”, “Rise: Cazadora de sangre”, “Taxman”, “Body and Soul”, “Presa del pánico” y la controvertida “Wired”, en la que interpretaba al mítico cómico John Belushi. Se presentó a la prueba para el papel de “Wired” a los pocos días de terminar sus estudios universitarios.

Chiklis, natural de Lowell, Massachusetts, empezó a entretener a su familia con imitaciones de famosos cuando no tenía más que cinco años. Lleva interpretando profesionalmente desde que ingresara en el sindicato de actores a los 13 años. Chiklis trabajó en el teatro regional antes de licenciarse por la Escuela de Artes Interpretativas de la Universidad de Boston.

Después de terminar de interpretar a ‘Tony Scali’ en la serie policiaca “The Commish” en 1996, Chiklis pasó a Broadway, donde trabajó en el espectáculo en solitario “Defending the Caveman”. Sus restantes créditos para televisión incluyen papeles principales en las series “Daddio” y “Los increíbles Powell” (que también ayudó a producir) y el telefilme “The Three Stooges”. También ha intervenido como estrella invitada en series como “Tocados por un ángel”, “Padre de familia”, “Murphy Brown”, “Corrupción en Miami”, “La ley de Los Ángeles”, “Wiseguy” o “Seinfeld”.

Además de actor, Chiklis es músico y en la actualidad se encuentra preparando un nuevo single con su grupo.

 

CLIFTON COLLINS, JR. (Ross) recibió numerosos reconocimientos por su interpretación de ‘Perry Smith’ en el drama candidato al Oscar® del director Bennett Miller “Truman Capote”, además de ser candidato a un premio ALMA al “Mejor actor”. El intérprete, que ha ido cultivando una impresionante trayectoria, es uno de los talentos más versátiles de Hollywood y su carrera no deja de evolucionar con nuevos e interesantes desafíos.

Entre sus trabajos más recientes, Collins protagonizó el filme de ciencia ficción y terror “Hellbenders”, basado en la novela gráfica homónima, y “El juego perfecto”, basado en una historia real sobre un variopinto grupo de chicos, que no tenían ni zapatos, de las zonas más deprimidas de Monterrey, México, que superan obstáculos increíbles para convertirse en el primer equipo extranjero en ganar el campeonato infantil de béisbol norteamericano. También habrá ocasión de ver a Collins el próximo verano en la épica superproducción de ciencia ficción de Guillermo del Toro “Pacific Rim.

La pasión de Collins por el arte de la interpretación lo mantiene ocupado con producciones tanto independientes como de grandes estudios. Ha protagonizado películas que lo mismo emplean la comedia que el drama, como el éxito de Sundance “Sunshine Cleaning”, con Amy Adams y Emily Blunt. El filme se estrenó con la mejor media de recaudación por sala de cualquier otra película de 2009. Ese mismo año, formó parte de un reparto estelar en la gran superproducción veraniega “Star Trek”.

El abuelo de Collins, que era actor, lo alentó desde muy temprana edad para que desarrollara su talento artístico. Eso le dio la oportunidad de meterse de lleno en el mundo de la interpretación. La particular procedencia de Collins, de madre mexicana y padre alemán, y su gran intelecto, darían como resultado una presencia única en la pantalla. Al principio de su carrera, trabajó con el director John Singleton en “Justicia poética” y los hermanos Hughes también contaron con él en sus primeras películas, “Infierno en Los Ángeles” y “Dinero para quemar”.

Entre sus restantes créditos cinematográficos figuran “Traffic”, de Steven Soderbergh, frente a Benicio Del Toro, “Tigerland”, de Joel Schumacher, con Colin Farrell, “Las reglas del juego”, de Roger Avary, con James Van Der Beek, “Crank: Alto voltaje”, de Mark Neveldine y Brian Taylor, junto a Jason Statham, “Brothers (Hermanos)”, de Jim Sheridan, con Jake Gyllenhaal y Natalie Portman, “Extract”, de Mike Judge, con Jason Bateman, y “Los elegidos, The Boondock Saints II”, de Troy Duffy, con Norman Reedus y Sean Patrick Flanery.

Pero Collins también está familiarizado con la pequeña pantalla y, en 2010, tuvo un papel protagonista en la serie de ciencia ficción de la cadena NBC “El evento”, un intenso y emotivo thriller de conspiraciones que acabó en 2011 después de 22 capítulos. También interpreta el papel principal del ‘agente del FBI James Ramos’ en la serie dramática de inminente estreno en la cadena ABC “Red Widow”, escrita por la guionista de la saga “Crepúsculo” y “Dexter”, Melissa Rosenberg, que también ejerce de productora ejecutiva.

En 2006, Collins fue candidato a un premio Emmy por su papel en la alabada miniserie “Ladrón”, junto Andre Braugher. También tuvo papeles recurrentes en “24”, “The Shield: al margen de la ley” y “Alias”.

Collins dirigió el vídeo musical del single de Zac Brown Band “Chicken Fried”, que se estrenó en CMT con excelentes críticas y fue candidato a dos premios CMT: “Vídeo de grupo del año” y “Vídeo revelación de fin de semana USA del año”, que acabaría ganando. Clifton también dirigió los vídeos del siguiente single de Zac Brown Band, “Whatever It Is”, (número 1 en CMT) y del tema de Jamey Johnson “High Cost of Living”.

Collins reside actualmente en Los Ángeles.

 

MICAH HAUPTMAN (Hardwicke) ha visto despegar su carrera como actor en muy poco tiempo. Tiene varias películas pendientes de estreno, como “I Am I”, protagonizada por Simon Helberg, “Less Than Kind”, con Annika Marks, o “Destined”, con Omar Epps y Mekhi Phifer.

Hauptman se crió en Filadelfia y empezó a actuar después de que sus sueños de conseguir una beca de baloncesto para la universidad se fueran al traste. Estudió teatro en la Universidad West Chester, donde fue tres veces finalista al premio Irene Ryan. Tras terminar dichos estudios, fue aceptado para realizar un máster en el prestigioso Actors Studio. Hauptman saldría luego de gira por todo el país con el New York Theatre for the Performing Arts, como parte de la adaptación teatral de “Rebeldes”. Fue durante esta gira cuando decidió trasladarse a California y probar suerte en el cine.

Hauptman produjo y protagonizó la obra de Brian Crano “12th Premise”, de la directora candidata al premio Tony Kristin Hanggi. La obra se preparó en Londres (con Rebecca Hall y Hugh Dancy) y Nueva York antes de realizar su estreno mundial en Los Ángeles, donde cosechó excelentes críticas durante la temporada de tres meses que estuvo en cartel.

Hauptman empezó también a escribir guiones, y la agencia CAA firmó con él gracias a la calidad de su guión “Less Than Kind”, que llamaría la atención de un buen número de productores y directores, aunque sería rápidamente adquirido por el director y productor candidato al Oscar® Lee Daniels.

Hauptman empezó a repartir su tiempo entre interpretar, escribir y producir. Ha intervenido en papeles de reparto en películas como “Iron Man”, el éxito de Sundance “Finishing the Game: The Search for a New Bruce Lee” y el favorito de SXSW “A Bag of Hammers”, frente a Rebecca Hall y Amanda Seyfried. Hauptman consiguió llamar más la atención con el alabado cortometraje “The Mushroom Sessions” y sus apariciones en las series “The Glades”, “Sobrenatural” y “Miénteme”. También intervino en la secuela de vídeo “S.W.A.T.: Firefight”, frente a Gabriel Macht y Carly Pope.

Como productor, Hauptman tiene en la actualidad varios proyectos en marcha en Relativity Media. Tiene previsto protagonizar “D is for Detroit”, frente a Omari Hardwick, Aisha Hinds y Annika Marks. Él mismo escribió el guión y también supondrá su ópera prima como director.

Hauptman y su perro Yukon residen actualmente en Los Ángeles.

 

WENDELL PIERCE (Carlson) recibió elogios generalizados por su interpretación del ‘inspector Bunk Moreland’ en las cinco alabadas temporadas de “The Wire (Bajo escucha)”, el drama policiaco clásico de HBO. En la actualidad, encarna a ‘Antoine Baptiste’ en “Treme”, que le reúne con HBO y el equipo creativo básico responsable de “The Wire (Bajo escucha)”.

Entre sus trabajos más recientes, ha sido posible ver a Pierce en la comedia de éxito “Cómo acabar con tu jefe”, y en una breve intervención en “La Saga Crepúsculo: Amanecer (Parte 2)”, para el director Bill Condon, así como en el intenso drama “Four”, o en el estreno de Sundance “Lay the Favorite”, de Stephen Frears. También tiene pendiente de estreno el esperado biopicBolden!”, junto a Anthony Mackie.

Por su trabajo en “The Wire (Bajo escucha)”, Pierce ha sido candidato en tres ocasiones al premio NAACP Image al “Mejor actor en una serie dramática de televisión”. Ganó el premio Image en 2008 al “Mejor actor en un telefilme” por el título de HBO “Life Support” (frente a Queen Latifah) así como el premio “Win” de Women’s Image Network. También ha recibido cinco premios Emmy de Los Ángeles por su narración de “Golden Days, Purple Knights: 50 Years of the Los Angeles Lakers”.

Sus créditos cinematográficos incluyen “Ray”, “Love Ranch”, “Tierra de abundancia”, “A Hole in One”, “The Fighting Temptations”, “Mujer las 24 horas”, “Brown Sugar”, “Abilene”, “Bulworth”, “Get on the Bus (La marcha del millón de hombres)”, “Sleepers”, “Esperando un respiro”, “Te puede pasar a ti”, “Misterioso asesinato en Manhattan”, “Malcolm X”, “Maridos y mujeres”, “Redada en Harlem”, “Corazones de hierro”, “Negocios de familia”, “Ishtar” y “Esta casa es una ruina”.

Entre los primeros créditos televisivos de Pierce figuran “El gafe”, “The Gregory Hines Show”, “Moloney” y “The Brian Benben Show”. Además, ha interpretado papeles recurrentes en series como “Numb3rs”, “Ley y orden”, “Turno de guardia”, “Sombras de Nueva York” y “Tiempo de conflictos”. También apareció en la miniserie “With Two Lumps of Ice”, el telefilme “En busca de justicia”, el telefilme de la cadena CBS “Never Give Up: The Jimmy V Story”, el telefilme de HBO “Atrapados por la violencia” y la serie de antología de HBO “Vietnam War Story”.

Pierce, que ganó en 2010 un premio Obie, intervino en el estreno mundial de “Queenie Pie” en el Centro Kennedy. Sus créditos sobre los escenarios de Broadway incluyen “The Piano Lesson”, “Serious Money” y “The Boys of Winter”. Ha aparecido en las producciones del Off Broadway “The Good Times are Killing Me” y “Psychoneurotic Phantasies”, para Playwrights Horizons, así como “Lástima que sea una puta”, “Cimbelino” y “Los dos hidalgos de Verona”, para el Festival de Shakespeare de Nueva York.

Pierce recibió excelentes críticas por su interpretación en “El jardín de los cerezos”, en el Classical Theatre de Harlem (que le valdría una candidatura a un premio VIV en la categoría de “Mejor actor principal”). A continuación, trabajaría en una producción de “Esperando a Godot”, ambientada en un tejado rodeado de agua en Nueva Orleans tras el paso del huracán Katrina. En 2006, Pierce coprotagonizó con Laurence Fishburne y Angela Bassett “Fences”, de August Wilson, en el Pasadena Playhouse. Anteriormente, había interpretado la obra de Edipo en el antiguo Teatro de Herodes Ática de la Acrópolis de Atenas, Grecia (en colaboración con el Shakespeare Theatre de Washington DC). En 2009, protagonizó el estreno neoyorkino de la galardonada obra “Broke-ology”, en el Centro Lincoln.

Pierce apareció como sí mismo en el documental de Spike Lee “When the Levees Broke: A Requiem in Four Acts”, hablando sobre las pérdidas sufridas por su familia durante el huracán Katrina. Como oriundo de Nueva Orleans, el actor está luchando por reconstruir el barrio en el que se crió. Pontchartrain Park Development Corp, una organización sin ánimo de lucro que creó para construir 500 hogares asequibles y que respeten el medio ambiente, está comprometida a respetar el carácter de la comunidad y ayudar a los residentes de toda la vida a regresar a su barrio. Su labor apareció en el documental “New Orleans Rising”, con Soledad O’Brien, en la CNN. Pierce también ha pasado como invitado destacado en las noticias de la mañana de la cadena CBS, “Money Matters” y “Talk of the Nation”, de NPR, y otros muchos programas nacionales.

 

EMMA BOOTH (Claire) es una de las principales intérpretes de cine y televisión de Australia. Aparece en el nuevo telefilme australiano “Jack Irish: Bad Debts”, con Guy Pearce. También fue posible verla junto a Jason Clarke y David Lyons en el thriller de Craig Lahiff “Swerve”.

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “La masacre de Town Creek”, de Joel Schumacher, “Pelican Blood”, de Karl Golden, y “Sólo ellos”, de Scott Hicks, frente a Clive Owen, que se estrenó en la edición de 2009 del Festival Internacional de Cine de Toronto. También ha interpretado a ‘Germaine Greer’ en “Hippie Hippie Shake”, frente a Cillian Murphy y Sienna Miller.

Booth debutó en la gran pantalla en la comedia de Cherie Nowlan “Clubland”, estrenada en el Festival de Cine de Sundance de 2007. Su interpretación le valió el galardón a la “Mejor actriz de reparto” de los premios del Australian Film Institute (Instituto del Cine Australiano) en 2007, y de los premios del Film Critics Circle of Australia (Círculo de la Crítica Cinematográfica de Australia). Fue elegida “Mejor novel australiana” en los premios FILMINK de Movie Extra de 2008.

En 2011, Booth interpretó a ‘Rose Pickles’ en la alabada miniserie “Cloudstreet”, dirigida por Matthew Saville y basada en la novela de Tim Winton. Entre sus restantes trabajos para televisión se encuentran “Bajos fondos”, “Three Acts of Murder”, “The Shark Net”, “Small Claims”, “The Circuit” y “All Saints”.

 

PATTI LUPONE (Ascensión)es una legendaria intérprete que ha dejado una huella indeleble en el mundo de la música y ha llegado a crearse también una impresionante carrera sobre los escenarios. Sus créditos cinematográficos incluyen “Union Square”, de Nancy Savocca, “Condenado”, de Michael Caton-Jones, “El último golpe” y “State and Main”, ambas de David Mamet, “S.O.S. Summer of Sam (Nadie está a salvo de Sam)” de Spike Lee, “Paseando a Miss Daisy”, de Bruce Beresford, y “Único testigo”, de Peter Weir. Es la autora del bestseller del New York Times “Patti LuPone: A Memoir”.

LuPone también ha trabajado mucho en televisión, con apariciones en “Glee”, “Rockefeller Plaza (30 Rock)”, “Ley y orden”, “Oz”, “A fuerza de cariño”, “Betty” y “Will y Grace”. Fue candidata al Emmy en 1998 por su papel de estrella invitada en “Frasier”. Otros créditos televisivos notables incluyen las emisiones ganadoras del Emmy de “Passion” y “Sweeney Todd”, “Great Performances: Candide” y “An Evening with Patti LuPone”, todas ellas en la cadena PBS.

LuPone estrenó recientemente su nuevo espectáculo en solitario “Far Away Places”, con grandes elogios de la crítica, como presentación inaugural del nuevo club de Nueva York, 54 Below. Regresó a Broadway frente a Debra Winger en la nueva obra de David Mamet “The Anarchist”, en la que vuelve a trabajar con un dramaturgo y director con el que ha disfrutado de una larga relación profesional.

LuPone se licenció en la primera promoción del departamento de arte dramático de la escuela Juilliard de Nueva York y es miembro fundador de la compañía de John Houseman, The Acting Company. Sus primeros trabajos sobre los escenarios incluyen “Muerte accidental de un anarquista”, de Darío Fo, “Stage Directions”, de Israel Horovitz, y las obras de David Mamet “The Water Engine”, “Edmond” y “The Woods”. Por su interpretación en “Evita”, LuPone obtuvo un Tony y un premio Drama Desk a la “Mejor actriz en un musical”.

LuPone ha recibido numerosos reconocimientos como actriz de teatro. Por su interpretación de ‘Rose’ en el montaje más reciente de “Gypsy” en Broadway, recibió sendos premios Tony, Drama Desk y Outer Critics Circle a la “Mejor actriz en un musical”, así como el premio Drama League a la “Mejor interpretación de la temporada”. Más adelante, aparecería en Broadway frente a su compañero de reparto en “Evita”, Mandy Patinkin, en “An Evening with Patti LuPone and Mandy Patinkin”.

LuPone interpretó originalmente el papel de ‘Lucía’ en el musical de “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, por el que fue candidata a los premios Tony, Drama Desk y Outer Critics Circle. Por su interpretación de ‘Sra. Lovett’ en la producción de John Doyle de “Sweeney Todd”, LuPone fue candidata a los premios Tony, Drama Desk y Outer Critics Circle, y recibiría un premio Drama League a la “Contribución destacada al teatro musical”. También ganó un premio Olivier por su papel de ‘Fantine’ en el montaje original de “Los miserables” en Londres.

LuPone también es muy querida por sus conciertos, con los que ha deleitado al público en “Patti LuPone on Broadway” y tres conciertos en solitario en Carnegie Hall. Sus grabaciones más populares incluyen “Patti LuPone at Les Mouches”, la grabación del reparto de Broadway de 2008 de “Gypsy”, “The Lady with the Torch”, “Sweeney Todd” y “Matters of the Heart”, que fue elegida una de las mejores grabaciones de 1999 tanto por la edición neoyorkina de la revista Time Out como por el periódico The Times of London.

 

NICK NOLTE (Hurley) es un actor candidato al Oscar® en tres ocasiones, con una capacidad demostrada para interpretar con maestría una gran variedad de papeles. Ha logrado mantener un apreciable nivel de integridad a lo largo de su carrera, que lo ha llevado a ejercer de productor de muchos de los proyectos en los que aparece, bajo el sello de su productora, Kingsgate Films. En estos momentos, Kingsgate tiene en preparación “White Jazz”, basada en un guión de James Ellroy a partir de la novela de gran éxito de ventas del autor, y “The Last Magic Summer”, adaptación de la novela homónima de Peter Gent.

Uno de los trabajos más recientes de Nolte fue el drama de artes marciales mixtas “Warrior”, por el que fue candidato a un Oscar®, un premio del Sindicato de actores (SAG) y un premio de los Broadcast Film Critics al “Mejor actor de reparto”. También ha intervenido en los últimos años en la parodia de Hollywood dirigida por Ben Stiller “Tropic Thunder, ¡una guerra muy perra!”, “Las crónicas de Spiderwick”, de Mark Waters, “Un lugar maravilloso”, de Hans Petter Moland, “Clean”, de Olivier Assayas, “El guerrero pacífico”, de Victor Salva, y “El libro mágico (Neverwas)”, Joshua Michael Stern. También puso voz al personaje del ‘oso Vincent’ en la cinta de animación “Vecinos invasores”.

Por su interpretación en la cinta de Paul Schrader “Aflicción”, Nolte fue candidato al Oscar®, al Globo de Oro y al Independent Spirit al “Mejor actor”. Ganó el Globo de Oro al “Mejor actor” y volvió a optar al Oscar® por su trabajo en “El príncipe de las mareas”, frente a Barbra Streisand.

Nolte, natural de Omaha, Nebraska, jugó al fútbol americano en la universidad antes de descubrir el teatro e iniciar su carrera como actor en el Pasadena Playhouse. Después, estudió brevemente con Bryan O’Byrne en la Stella Adler Academy de Los Ángeles. Viajó durante varios años, actuando en teatros regionales, antes de conseguir su gran oportunidad en la legendaria serie de televisión “Hombre rico, hombre pobre”. Tras este gran éxito, Nolte debutó en el cine frente a Jacqueline Bisset y Louis Gossett Jr en “Abismo”.

La diversidad de personajes se convirtió en la seña de identidad de Nolte en papeles de veterano de Vietnam traficante de drogas en “Nieve que quema”, de estrella del fútbol americano desencantada en “North Dallas Forty” (que él mismo desarrolló con el autor, Peter Gent), de Neal Cassady, escritor de la era beat de espíritu libre, en “Generación perdida: los primeros beatniks” y de biólogo marino solitario en “Destinos sin rumbo”.

Nolte no ha dejado de buscar nuevos desafíos, con personajes como el vagabundo filósofo de “Un loco suelto en Hollywood”, el poli duro de “Límite: 48 horas”, el reportero gráfico estadounidense de “Bajo el fuego” y el resuelto agente de la ley de “Traición sin límites”. En “Hombres marcados” creó otro personaje único, el de un ex presidiario convertido en autor teatral.

Entre sus restantes créditos cinematográficos figuran “Hotel Rwanda”, “El buen ladrón”, “Hulk”, “Northfork”, “Giro al infierno”, “Afterglow”, “Jefferson en París (Los amores de un presidente)”, “Ganar de cualquier manera”, “Tres fugitivos”, “Adiós al rey”, “Historias de Nueva York”, “Distrito 34: corrupción total”, “Todo el mundo gana”, “Me gustan los líos”, “Aprendiendo a vivir”, “El aceite de la vida”, “El cabo del miedo” y “Misterios del sexo”.


ACERCA DEL EQUIPO DE REALIZACIÓN

 

TAYLOR HACKFORD (director) es un realizador ganador del Oscar®, con una obra muy alabada y diversa. En 2005, Hackford logró culminar después de 15 años sus esfuerzos por llevar al cine la vida de Ray Charles. “Ray”, que él mismo dirigió, produjo y coescribió, fue candidata a seis premios Oscar®, incluido el de “Mejor director” y “Mejor película”, de los que acabó haciéndose con dos, uno para Jamie Foxx como “Mejor actor” y otro al “Mejor sonido”. La banda sonora de la película también consiguió dos premios Grammy® y numerosos galardones más. Más recientemente, Hackford dirigió “Love Ranch”, con los ganadores del Oscar® Helen Mirren y Joe Pesci.

Hackford se licenció en 1967 por la Universidad del Sur de California (USC) en Relaciones internacionales y económicas. Recibió una beca completa de estudios de USC y en su último año fue presidente del cuerpo estudiantil de la universidad. En 2010, Hackford recibió el galardón más prestigioso que pueden recibir los ex alumnos de USC, el premio Asa V. Call.

De 1968 a 1969, Hackford sirvió en el Cuerpo de Paz como voluntario en La Paz, Bolivia. En 1969, empezó su carrera en el mundo del espectáculo en KCET, la emisora local de Los Ángeles de la televisión pública. Allí, introdujo la emisión ininterrumpida de actuaciones de rock ‘n’ roll en la televisión estadounidense. Además de crear varios documentales galardonados para el departamento cultural de la emisora, también trabajó como reportero de investigación de la sección de noticias. Hackford recibió un premio Associated Press, un Peabody y dos premios Emmy por su labor como periodista.

En 1979, Hackford ganó un Oscar® en la categoría de “Mejor cortometraje de acción real” por su primera obra dramática, “Teenage Father”. Al año siguiente, Hackford empezó a trabajar en su ópera prima como director “Forjador de ídolos (Maestro de ídolos)”, protagonizado por Ray Sharkey y Peter Gallagher. La película, que contaba la historia de un representante y compositor de rock ‘n’ roll de talento, que experimentaba la vida a través de los ídolos adolescentes que creaba, se ha convertido en un clásico de su género.

Oficial y caballero”, protagonizada por Richard Gere y Debra Winger, fue la segunda película de Hackford y se convirtió en un gran éxito de crítica y público en 1982. Fue candidata a cinco premios Oscar®, de los que conseguiría hacerse finalmente con el de “Mejor actor de reparto” para Louis Gossett, Jr. así como con el de “Mejor canción original” (“Up Where We Belong”). Además, Hackford fue candidato al premio al “Mejor director” del Sindicato de directores (DGA).

Hackford ha ejercido funciones tanto de director como de productor en todas sus películas posteriores, entre las que se encuentran “Contra todo riesgo”, con Jeff Bridges, Rachel Ward y James Woods, “Noches de sol”, con Mijhail Baryshnikov, Gregory Hines, Helen Mirren e Isabella Rossellini, “Cuando me enamoro”, con Dennis Quaid, Jessica Lange y John Goodman, el alabado documental “Chuck Berry Hail! Hail! Rock ‘n’ Roll”, que contaba con Chuck Berry y Keith Richards, y fue seleccionado por los festivales de cine de Toronto y Nueva York, “La Bamba”, el biopic de Richie Valens que lanzó a la fama a Lou Diamond Phillips, “Sangre por sangre”, que le valió a Hackford el trofeo al “Mejor director” del Festival de Cine de Tokio de 1993, “Eclipse total (Dolores Claiborne)”, con Kathy Bates y Jennifer Jason Leigh, que se proyectó en los festivales de cine de Venecia, Deauville y Tokio de 1995, y “Prueba de vida”, con Meg Ryan, Russell Crowe y David Morse.

Hackford fundó New Visions Pictures para producir películas de presupuesto modesto con otros directores. Entre sus créditos como productor se encuentra la alabada “El largo camino a casa”, dirigida por Richard Pierce y protagonizada por Sissy Spacek y Whoopi Goldberg, “Pensamientos mortales”, dirigida por Alan Rudolph y protagonizada por Demi Moore, Glenn Headley y Bruce Willis, “Sin defensa”, dirigida por Martin Campbell y protagonizada por Barbara Hershey, Mary Beth Hurt y Sam Shepard, y “Boda en Queens”, dirigida por Steve Rash, con un reparto coral que incluía a John Malkovich, Kevin Bacon, Joe Mantegna, Jamie Lee Curtis y Linda Fiorentino.

En 1996, Hackford descubrió grabaciones documentales no publicadas del legendario combate entre Muhammad Ali y George Foreman por el título de campeón de 1974 en Zaire. Reestructuró las grabaciones, realizó entrevistas actuales con Norman Mailer, George Plimpton y Spike Lee, y añadió metraje de la pelea original, hasta obtener el largometraje documental “When We Were Kings: cuando éramos reyes”. Fue un éxito en el Festival de Cine de Sundance de 1996 y recibió en 1997 el Oscar al “Mejor largo documental”.

Hackford ha sido miembro de gran dedicación del Sindicato de directores (DGA) desde hace más de 35 años y fue elegido presidente del mismo en 2009.

 

JOHN McLAUGHLIN (guión) recibió recientemente grandes elogios por su labor en el guión de “Cisne negro”, un thriller psicológico ambientado en el competitivo mundo del ballet de Nueva York. El filme, dirigido por Darren Aronofsky, fue candidato a cinco premios Oscar®, de los que finalmente se haría con la estatuilla para Natalie Portman como “Mejor actriz”. El próximo estreno de McLaughlin es la cinta de Sacha Gervasi “Hitchcock”, con Anthony Hopkins en el papel epónimo, frente a Helen Mirren y Scarlett Johansson. También escribió recientemente el guión de la miniserie del canal A&E “Coma”, protagonizada por Lauren Ambrose, Ellen Burstyn, James Woods y Richard Dreyfuss.

McLaughlin se encuentra trabajando en la actualidad en diversos proyectos, como “Kung Fu”, para que lo dirija Bill Paxton, otra miniserie para A&E, “The Deep”, “Blind Eye”, para HBO, “Seeds”, un piloto de televisión para Tom Thayer, productor de Hitchcock, “Private”, un piloto para televisión basado en los libros de James Patterson, el filme “Fresh Tears”, producido por Mick Jagger, Victoria Pearman y Tom Thayer, y “Sinbad”, para Columbia Pictures.

Fuera de la pantalla, McLaughlin ha terminado recientemente de trabajar en una novela gráfica, “7 Holes For Air”. También ha estado escribiendo el relanzamiento de la popular serie de Image Comics “Youngblood”.

Entre sus trabajos anteriores para televisión se incluyen “Point Pleasant”, para Fox, “Carnivàle”, para HBO, y una adaptación televisiva de “El gran Gatsby”, que supuso la primera colaboración de McLaughlin con Tom Thayer. Sus primeros créditos cinematográficos fueron “Death Collector”, una película de acción y ciencia ficción de bajo presupuesto, y “The Last Good Time”, para el actor y director Bob Balaban.

Este escritor nacido en Brooklyn reside actualmente en Nueva York, con su mujer y sus dos hijos.

 

DONALD E. WESTLAKE (autor) fue un alabado escritor estadounidense con más de 100 novelas y libros de no ficción en su haber. Se especializó en ficción criminal, sobre todo en golpes con toques cómicos, con alguna que otra incursión en la ciencia ficción y otros géneros.

Antes de su fallecimiento en 2008, Westlake era uno de los dos únicos escritores en ganar premios Edgar en tres categorías diferentes: “Mejor novela”, “Mejor relato corto” y “Mejor guión de cine” (por la película de 1990 “Los timadores). En 1993, los Escritores de Misterio de América nombraron a Westlake Gran Maestro, el mayor honor que concede la sociedad.

Bajo el pseudónimo Richard Stark, Westlake escribió 16 novelas sobre el implacable y despiadado ladrón profesional Parker. Dichas novelas, publicadas entre 1962 y 1974, presentaban a Parker como un brutal criminal de carrera sin apenas ningún rasgo positivo tradicional, aparte de eficiencia y profesionalidad. Nunca se llega a mencionar su nombre de pila en las novelas, y nunca llegan a conocerse muchos detalles sobre el personaje.

Se han realizado varias adaptaciones de las novelas de Parker para la gran pantalla, aunque todas ellas tienen en común que Westlake nunca permitió que se usara el propio nombre del personaje, por lo que todas ellas usan un nombre diferente: “A quemarropa”, de 1967 (basada en “The Hunter), con Lee Marvin como Parker (el nombre se cambió a ‘Walker’), “El reparto”, de 1968 (basada en “The Seventh”), con Jim Brown como Parker (cambiado a ‘McClain’), “La organización criminal, de 1973, con Robert Duvall como Parker (cambiado a ‘Macklin’), y “Payback, de 1999, nueva adaptación de “The Hunter”, con Mel Gibson como Parker (cambiado a ‘Porter’).

El autor nació como Donald Edwin Westlake el 12 de julio de 1933, en Brooklyn, Nueva York. Asistió a tres universidades distintas, todas en el estado de Nueva York, a la vez que servía dos años y medio en el Ejército del Aire de Estados Unidos. Una vez, aseguró que cuando no tenía más que 11 años ya tenía claro que era escritor, pero que el resto del mundo tardaría unos diez años más en empezar a darle la razón. Hasta entonces, su público se limitaba fundamentalmente a su padre, que influyó mucho en él y siempre lo animó. 

PARKER

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: