Amor

 

Dura muestra de cómo en la vida real no siempre se cumple aquello de “Y vivieron felices para siempre… ” .

Georges (Jean-Louis Trintignant) y Anne (Emmanuelle Riva), a sus ochenta años son dos profesores de música clásica jubilados. Su hija (Isabelle Huppert) también se dedica a la música y vive fuera de Francia con su familia. Un día Anne sufre un ataque. Al volver del hospital, un lado de su cuerpo está paralizado. El amor que unió a la pareja durante años será puesto a prueba.

Sin duda la película me ha impactado, cuando acabó me quedé en el asiento intentando analizar qué es lo que había pasado, la cinta me trasporto a una situación muy dura y aun así no estaba segura de si me había gustado o no.

Mi cabeza se dividía en dos por un lado el impecable trabajo de los actores y director (Michael Haneke) me había encantado y por otro lado el tema del amor visto de una forma totalmente diferente a lo que nos tienen acostumbrados en el cine me había dejado muda, sobretodo por su dureza.

En resumen es una historia de amor dura, desgarradora e impactante que nos hace reflexionar sobre muchas cosas que normalmente damos por sentadas y que gracias a la estupenda interpretación de los protagonistas se consigue el objetivo de su director un film impecable.


Amor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: