LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO

 

 

Un adolescente sensible aprende a afrontar los momentos increíblemente altos y peligrosamente bajos de la adolescencia en LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO, una impactante y conmovedora historia iniciática basada en la popularísima novela para jóvenes adultos de Stephen Chbosky. Protagonizada por Logan Lerman (“Percy Jackson y el ladrón del rayo”), Emma Watson (la franquicia de Harry Potter) y Ezra Miller (“Tenemos que hablar de Kevin”, “Another Happy Day”), LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO recoge las complejidades de hacerse mayor con insólito humor, gracia y compasión.

Es el año 1991, y Charlie (Logan Lerman), académicamente precoz y socialmente torpe, es un marginado que se limita siempre a observar sin participar, hasta que un par de carismáticos estudiantes de último curso de su instituto lo acogen bajo su ala: La bella Sam (Emma Watson), de espíritu libre, y su hermanastro Patrick (Ezra Miller), que no le tiene miedo a nada, guían a Charlie a través de nuevas amistades, el primer amor, el despertar de la sexualidad, fiestas sin fin, pases a medianoche de “The Rocky Horror Picture Show”y la búsqueda de la canción perfecta. Al mismo tiempo, su profesor de lengua, el Sr. Anderson (Paul Rudd), lo introduce en el mundo de la literatura y suscita en él el sueño de convertirse en escritor.

Pero, aunque Charlie prospera en este nuevo mundo de adultos, el dolor de su pasado (que incluye el reciente suicidio de su mejor amigo, Michael, y la muerte accidental de una querida tía suya) acecha justo bajo la superficie. Mientras sus nuevos amigos  se preparan para abandonar su hogar rumbo a la universidad, el precario equilibrio de Charlie comienza a desmoronarse, y en la raíz de su tristeza encuentra una revelación sorprendente.

 

 

El reparto de la película se completa con Kate Walsh (“Sin cita previa”, “Anatomía de Grey”), Dylan McDermott (“American Horror Story”, “El abogado”), Mae Whitman (“Parenthood”, “Scott Pilgrim contra el mundo”), Nina Dobrev (“Crónicas vampíricas”), Erin Wilhelmi (“The English Teacher”), Johnny Simmons (“Scott Pilgrim contra el mundo”), Zane Holtz (“Percy Jackson y el ladrón del rayo”) y Joan Cusack (la franquicia de Toy Story, “Alta fidelidad”, “Arthur Christmas: Operación regalo”), LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO es un conmovedor y a menudo divertido retrato de las alegrías y angustias que entraña convertirse en adulto.

Los productores de la película son Lianne Halfon (“Juno”, “Jeff y los suyos”, “Young Adult”), Russell Smith (“Juno”, “Jeff y los suyos”, “Young Adult”) y John Malkovich (“Juno”).

La música original es obra de Michael Brook (“Todos los días de mi vida”, “The Fighter”). El diseño de vestuario ha corrido a cargo de David C. Robinson (“Young Adult”, “Shame”). Mary Jo Markey (“Star Trek”, “Super 8”) se ha ocupado del montaje. El diseño de producción es de Inbal Weinberg (“Our Idiot Brother”, “Blue Valentine”). El director de fotografía es Andrew Dunn (“Crazy, Stupid, Love”, “Como la vida misma”). James Powers (“LOL”, “Chicas malas”) ejerce de productor ejecutivo. Alexandra Patsavas (“La Saga Crepúsculo”, “Anatomía de Grey”, “The O.C.”, “Gossip Girl”) es la supervisora musical.

 

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

 

En 1987, Stephen Chbosky, que por entonces contaba 17 años, asistió a un festival de cine en el Fulton Theater de Pittsburgh, donde conoció a uno de los habitantes más famosos de la ciudad: el rey del cine de terror George A. Romero. El guionista y director en ciernes le pidió a Romero que le autografiara un póster que en la actualidad tiene colgado en su despacho. La dedicatoria dice: “Steve, mantente asustado. Espero que consigas que te produzcan tu primer guión. George Romero”.

Puede que no le produjeran su primer guión, pero su primera creación literaria, la novela para jóvenes adultos “Las ventajas de ser un marginado”, se publicó en 1999 y ha acabado convirtiéndose en una obra de culto, de lectura obligada en algunos colegios y prohibida en otros. Ahora, Chbosky ha escrito y dirigido, con exquisita sensibilidad a la hora de componer los planos, un filme basado en su alabada novela. Al igual que el libro, la película sigue las andanzas de su protagonista, Charlie, a lo largo de un primer año de instituto emocionante, traumático y, en última instancia, triunfal.

Chbosky, licenciado por el prestigioso programa de guionistas de la Universidad del Sur de California (USC), empezó a escribir el libro mientras aún estaba en la universidad, y lo terminó unos años más tarde, cuando vivía en Nueva York. “Escribí el libro por motivos muy personajes”, señala. “Estaba pasando por un momento muy difícil en mi vida personal. Pero también había llegado a un punto en mi vida en el que estaba preparado para escribir sobre por qué buenas personas tienen que pasar por momentos tan malos y cómo una familia de buenos amigos puede ayudarte a superar esos baches. La verdad es que necesitaba esas respuestas para mí mismo, y es como si Charlie me hubiera dado un toque en el hombro y me hubiera dicho: ‘Estoy listo para contar mi historia’”.

Irónicamente, es precisamente la naturaleza profundamente personal del material lo que lo hace tan universal, sostiene: “No intentaba contentar a todos ni llegar a todos. Únicamente intentaba contar mi propia verdad. Nunca pensé en agradar al gran público. Conté mi historia de la manera más auténtica posible y creo que la gente respeta precisamente eso”.

El notable éxito del libro hizo que el autor recibiera varias ofertas para adaptar su historia a la gran pantalla. En vez de eso, Chbosky se trasladó a Los Ángeles para dedicarse a otros proyectos, como escribir el guión de la adaptación cinematográfica del fenómeno de Broadway “Rent” y co-crear la serie de televisión de la cadena CBS “Jericho”. Pero sabía que en cierto momento acabaría volviendo a la historia de Charlie.

“Siempre he querido hacer una película basada en mi libro”, afirma. “Veía las imágenes muy vívidamente mientras lo escribía. Pero quería dejar el tiempo y la distancia suficientes para hacerlo bien. Mientras tanto, me dediqué a trabajar en otros muchos guiones. Adquirí la experiencia necesaria que me permitiera estar preparado para escribir un guión que fuera fiel al libro”.

Chbosky tenía un enorme sentido de la responsabilidad para con sus innumerables fans a la hora de adaptar la popular novela al cine. “En los 13 años transcurridos desde la publicación inicial de ‘Las ventajas de ser un marginado’, he recibido cientos de cartas y de mensajes de correo electrónico”, explica. “Algunos de ellos te partían el corazón. Te das cuenta de lo tremendamente solos que se sienten muchos chicos. Creen que nadie les escucha, que a nadie le importa. Algunos de ellos dicen que estaban pensando acabar con todo, pero que entonces leyeron el libro y decidieron no hacerlo. Cuando sucede eso, es algo que te cambia y te vuelves consciente de la responsabilidad que tienes”.

El libro está escrito como una serie de cartas que dirige Charlie a una persona no identificada. Las cartas de Charlie tratan con toda sinceridad cuestiones a las que los adolescentes siguen teniendo que hacer frente más de una década después. Algunos de estos temas “candentes”, como el sexo, o el uso de drogas y el alcohol, han convertido el material en algo polémico en ciertas comunidades. “Cada vez que prohíben el libro en algún sitio, la gente dice que es algo que llevar con orgullo”, comenta el autor. “Pero, para mí, siempre supone una cierta tristeza. Escribí el libro en parte para poner fin a un silencio. Quiero que los hijos puedan hablar con sus padres de lo que están pasando. La censura y la prohibición de libros no sirven más que para acabar con el diálogo”.

Más importantes que cualquiera de los acontecimientos del libro son los personajes, en opinión del autor. Por ese motivo, a la hora de escribir el guión, reestructuró la trama para centrarse fundamentalmente en la relación entre Charlie y los primeros amigos que hace en su nuevo instituto, en concreto Sam y su hermanastro Patrick, que lo ven como un alma gemela. “Hubo que suprimir algunas cosas, pero los temas centrales siguen ahí”, explica Chbosky. “La familia de amigos y las relación entre Charlie, Sam y Patrick tenían que estar presentes. En última instancia, corté las cosas que son bonitas en el libro, pero no acababan de encajar en la película. Pero es que, si hubiera rodado hasta la última escena del libro, habría quedado un filme de cuatro horas”.

La historia se sigue contando desde la perspectiva de Charlie, pero Chbosky urdió un sutil cambio de punto de vista que sabía que era necesario para contar la historia de la forma más eficaz posible. “En el libro, nos encariñamos con los amigos de Charlie gracias al cariño que siente él por ellos”, observa. “Pero eso no funciona en una película. Tuve que encontrar una forma objetiva de mostrar el cariño subjetivo de Charlie. Tuve que idear maneras de hacer mucho más gracioso el personaje de Patrick, porque no basta con que Charlie describa lo gracioso que es. Tiene que ganárselo de verdad”.

Al enterarse de que Chbosky estaba trabajando en una adaptación de su novela, Lianne Halfon, Russell Smith y John Malkovich, socios en Mr. Mudd Productions, se pusieron en contacto con él. La productora es responsable de títulos como la candidata al Oscar® “Juno”, “Ghost World”, “El arte de estrangular”, “Abel” y “Jeff y los suyos”, así como alabados documentales, entre los que figuran “Which Way Home”. Los socios estuvieron de acuerdo en que Chbosky era el único director que concebían para el proyecto, aunque ello pudiera complicar un poco cerrar un trato con algún estudio.

“Acordamos que, cuando tuviéramos un guión que reflejara realmente el libro, empezaríamos a buscar las mejores opciones posibles”, comenta Smith. “Todos los componentes tenían que ser los mejores, porque un director novel siempre es la mayor incógnita, pero estábamos todos de acuerdo en que Stephen tenía que dirigir la película. Puesto que Stephen había escrito un libro precioso y un guión maravilloso, estábamos seguros de que podía conseguirlo”.

El equipo de productores decidió implicarse de forma directa en todo el proceso de realización, decisión que el director novel agradeció mucho. “No podría haber pedido mejores productores”, asegura Chbosky. “Estuvieron presentes todos los días de rodaje y posproducción. Me dijeron en todo momento la verdad. Sus anotaciones y sugerencias resultaron inestimables”.

John Malkovich le ofreció a Chbosky otro consejo clave antes de empezar a rodar. “John me dijo que la razón por la que le había gustado tanto el guión es porque tenía verdadero corazón y que, al tener verdadero corazón, no necesitábamos sentimentalismos. Me dijo: ‘Elige siempre la toma más dura’, y lo tuve siempre presente. Soy un blandengue. Quiero la toma más romántica pero, la mayoría de las veces, ese consejo nos salvó de volvernos demasiado sensibleros.”

Chbosky considera el resultado final como una historia de amor nada convencional. “Escribí la línea ‘aceptamos el amor que creemos que nos merecemos’ en mi primer borrador”, señala. “Se convirtió en un tema central de todo el libro y, en última instancia, también de la película. No se trata únicamente del amor romántico. Puede tratarse de los amigos. O incluso de cómo te tratas a ti mismo. Se trata de cómo vivir una vida estupenda si dejas entrar más al mundo”.

Aunque los lectores más habituales de la novela suelen ser adolescentes, Chbosky tiene plena confianza en que el atractivo de la película trasciende la edad. “Al ver la película, un adulto puede sentir mucha nostalgia sobre cómo era ser así de joven”, asegura. “Un chico de doce años, que aún no ha llegado al instituto, puede encontrar en ella cierta orientación de cara al futuro. Alguien que se encuentre en plena edad, pude necesitar cierta reafirmación de que lo que está pasando es real y que hay alguien más que lo entiende. Quiero que una madre vea la película y recuerde lo que era ser joven, y quiero que una hija se sienta reafirmada sobre lo que es ser joven. Quiero que ambas sientan que necesitan hablar entre ellas sobre lo que han experimentado. Eso es lo que quiero”.

 

CHARLIE Y COMPAÑÍA

 

Encontrar a los actores adecuados para cualquier película es un proceso delicado, pero ser capaz de encarnar a personajes adorados por toda una generación presenta otras complicaciones muy particulares. Chbosky ha logrado reunir meticulosamente un reparto extraordinario para su ópera prima como director, que incluye a un trío de jóvenes actores de gran talento para interpretar a los personajes principales de Charlie, Sam y Patrick: Logan Lerman, Emma Watson y Ezra Miller. “Creo que el guión estaba esperando a este reparto”, afirma. “Si hubiera terminado el guión tres años antes, habrían sido todos demasiado jóvenes. Si hubiera terminado dos años más tarde, habrían sido demasiado mayores”.

Logan Lerman, una estrella en alza que interpreta el papel principal de la franquicia de Percy Jackson, fue el elegido para hacer de Charlie. Su conexión instantánea con el personaje sorprendió incluso al mismo director. “Creía que nadie conocía a Charlie tan bien como yo, pero Logan sí lo hace”, asegura Chbosky. “Su interpretación fue muy sutil. Es torpe, pero al mismo tiempo es apuesto y positivo. Maneja cada emoción con suma destreza. Creo que es una de las mejores interpretaciones que he visto jamás de un actor tan joven”.

Chbosky quedó tan impresionado con la versatilidad y transparencia emocional de Lerman que conservó un momento de la película que, en su opinión, representa al actor en su mejor momento. “Tiene una escena muy emotiva con Joan Cusack, que interpreta a la Dra. Burton. Lo intentamos de muchas maneras distintas. Tengo una toma de diez minutos guardada en la que hace la escena tres veces seguidas, con pequeños cambios. Son diez de los minutos filmados más impactantes que he visto en vida. Los conservaré siempre”.

Logan Lerman conocía la novela por su reputación, pero no la había leído cuando recibió el guión. Su reacción a la historia y a los personajes fue inmediata e intensa. “Quedé embargado de emoción”, recuerda. “La gente es muy real e interesante. En un primer momento, no sabía a quién quería interpretar, pero sabía que quería formar parte de la película fuera como fuera”.

No tardaría en decidir que Charlie era el papel que más le interesaba. “Charlie es muy ingenuo y no se siente nada cómodo consigo mismo”, observa. “Está intentando sobrellevar los problemas emocionales resultantes de ciertas situaciones difíciles de su pasado y sobrevivir a su primer año de instituto”.

Lo que salva a Charlie, según Chbosky, es su franqueza. “Charlie es un alma muy pura. A primera vista, es un chico algo torpe y solitario, pero siempre intenta ver el lado positivo de la vida. Acaba de empezar el instituto, ha perdido a un amigo muy querido, y todavía no ha superado la pérdida de su pariente favorito hace años. Busca algo de esperanza, pero lo que encuentra es un montón de estudiantes de cursos superiores sumamente desagradables y una hermana que ni siquiera quiere comer con él. Entonces, hace algo valiente: decide acudir él solo al partido de fútbol americano del viernes por la noche, y allí es donde conoce a Patrick. Eso cambiará su vida para siempre. Y ese es un mensaje importante: deja de quedarte al margen. Ve al partido. Puede que parezcas un pringado, pero ve al partido”.

Dado que el material es tan conocido y querido, Lerman se sintió mucho más tranquilo al saber que Chbosky conservaba el control creativo del guión y del rodaje. “El libro significa mucho para mucha gente”, afirma. “Steve aportó verdadera pasión a todo el proceso y la pasión es algo contagioso. Fue un rodaje agotador, pero sentarse a hablar con Steve cada día me permitía reponer fuerzas. Reunió a un grupo de personas cuyo trabajo admiro profundamente. Es un honor poder formar parte de una película que me permite trabajar con gente de tanto talento. Tan solo espero que el público reaccione tan positivamente a ella como lo hicimos nosotros”.

Sam y Patrick son hermanastros, estudiantes de último curso, que presentan a Charlie a sus amigos, un grupo de espíritus libres creativos a los que Sam se refiere como habitantes de la “isla de los juguetes inadaptados”. “Deciden acogerlo con los brazos abiertos, para que no tenga que volver a sentirse solo nunca más”, explica Chbosky. “Sam tiene fama de ser algo alocada y Patrick es gay, así que saben cómo se siente uno al ser criticado. No se puede negar la bondad evidente de estos dos jóvenes. Enseñan a Charlie cómo funciona el mundo. Le dan permiso para explorar la vida, quedarse en ropa interior y plantarse delante de 300 personas para ‘The Rocky Horror Picture Show’, y cuestionarse todo lo que cree saber. Lo conducen hasta su primer beso, su primer gran paseo en coche y a la música que definirá toda su vida”.

Emma Watson interpreta a Sam, en su primer papel importante desde que terminara con la serie de películas de Harry Potter, que la convirtieron en una estrella mundial a la tierna edad de 11 años. “Para mí, Sam es la chica perfecta”, explica Chbosky. “Emma está absolutamente deslumbrante en su papel. Se lo tomó muy en serio. Me llevó unos cinco minutos darme cuenta de que era la persona perfecta para el personaje y para la película. Se crió en mitad de un torbellino y lo hizo con una clase y una gracia tremendas, pero desprende una cierta soledad. Supe cuando la conocí que esta era una parte de ella que estaba deseando salir a la luz. Únicamente necesitaba permiso”.

Watson estaba cursando estudios en la Universidad Brown cuando recibió el guión. Al no estar familiarizada con la novela, se la mencionó a varios amigos y descubrió que eran grandes admiradores de la misma. “Estaba llorando cuando acabé el guión”, recuerda Watson. “Es imposible no ser capaz de sentirse identificada con las experiencias de estos personajes. No necesitaba ir a un instituto americano o asistir al baile de graduación para poder conectar con Sam… o Charlie, o Brad, o cualquiera de los personajes”.

Después de casi una década encarnando a Hermione Granger, Watson era muy consciente de los peligros que entrañaba dar vida a un personaje ficticio muy querido. “A veces, tenía la sensación de haber saltado directamente de la sartén a las brasas”, reconoce. “A la gente parece importarle tanto Sam como les importaba Harry Potter. Supone mucha presión intentar encarnar a un personaje que ya es muy querido para la gente y con el que se identifican. Solamente espero que esté a la altura de las expectativas de la gente y que hagamos justicia a un libro tan fenomenal”.

Contar con Chbosky al mando sirvió para darle la seguridad de que eso era justo lo que estaban haciendo. “Hay una conexión muy directa”, explica. “Steve tenía una visión completa de lo que quería hacer con la película. Lleva más de diez años soñando con hacerla. El hombre tenía hasta la última escena planeada con todo detalle en la cabeza, y sabía el aspecto y el ambiente que quería que tuviera todo, así que yo tenía una fe absoluta en él, dado que se trata de su mundo”.

Cada uno de los personajes deberá afrontar una crisis a lo largo de la historia, según señala Watson. “No hay ni un solo personaje que no tenga su arco argumental o que no esté completamente desarrollado. Tienen que afrontar algunos temas muy serios y difíciles, pero siempre se yuxtapone con algo divertido, así que espero que hagamos reír y llorar en igual medida a los espectadores”.

Y Sam aprende de Charlie tanto como él lo hace de ella. “Ha vivido una experiencia muy dura”, apunta. “Pero es la persona más dulce y sensible que has visto en tu vida. Sam y Patrick intentan guiarlo por su primer año de instituto, que todos sabemos que puede resultar intimidante. Sam es uno de esos jóvenes del instituto que sienten que siempre tienen que estar de juerga y pasándolo bomba. Después de un tiempo, se hace agotador. Con Charlie, puede ser por fin ella misma con otra persona”.

La actriz habla de sus compañeros de reparto con gran respeto y afecto. “Fue muy divertido trabajar con Logan Lerman y Ezra Miller, porque tenemos el mismo tipo de vínculo en la vida real”, explica. “Hizo que el trabajo no pareciera realmente trabajo. Logan va a romper muchos corazones con esta película. Es demoledor. Comprende a Charlie de manera innata. Y Ezra es muy gracioso. Fue un sueño tener ocasión de improvisar con él. Creía que yo tenía mucha energía, pero él está verdaderamente en otra liga. Es la elección perfecta para interpretar a Patrick”.

El director también se deshace en elogios hacia Watson. “Emma se metió de lleno en su personaje sin pensárselo dos veces”, proclama Chbosky. “Tiene tanta pasión, tanta profesionalidad y tanta integridad artística que me inspiró. Esta película ha supuesto un riesgo para ella. Y lo aceptó hasta sus últimas consecuencias. Entendió perfectamente a su personaje y estuvo genial”.

Patrick es el mejor amigo de Sam, además de su hermanastro. Es ocurrente, nada convencional y de personalidad desbordante. “Patrick es un payaso y un listillo, pero siempre defenderá a quien necesite que lo defiendan”, explica Chbosky. “Es lo que yo considero un hombre muy hombre, pese a ser gay. Me resultaba muy importante, a la hora de escribir el personaje, y luego al elegir a Ezra Miller, que en esta película el chico gay fuera el más guay, y que fuera el más fuerte. Charlie quiere ser como él. Ezra Miller lo interpretó a la perfección”.

Con tan solo 19 años, Miller está acumulando rápidamente una filmografía impresionante, interpretando personajes sumamente complejos en títulos recientes como “Tenemos que hablar de Kevin” y “Another Happy Day”. Asegura que su primera reacción al leer el guión fue: “¡Santa madre de Dios!”.

“’Las ventajas de ser un marginado’ fue un libro fundamental para mí y para muchos de mis amigos más íntimos cuando empezábamos el instituto”, agrega. “Es la juventud personificada. La adolescencia es una época en la que es casi imposible saber qué está pasando. Hay un enorme vacío donde solían estar la inocencia y el asombro de la infancia. Hay lecciones que todos debemos aprender y son muy duras. Buena parte del tiempo, nada parece tener sentido. Pero, si logras mantener tu dignidad frente al dolor, te permitirá seguir adelante el resto de tu vida”.

Patrick es capaz de aguantarlo todo gracias a que tiene muy clara su propia identidad, algo de lo que muy pocas personas pueden presumir, según Miller. “Puede plantarse en mitad de un instituto estadounidense y reconocer que es gay. Como tanto él como el resto de su alucinante grupo de idiosincráticos y extravagantes amigos están todos luchando por encontrar sus respectivas identidades, es capaz de reconocer eso mismo en Charlie”.

Patrick saca buena parte de su fuerza de Sam, y viceversa, en opinión de Miller. “Sam y Patrick son homólogos masculino y femenino. Juntos forman un todo sumamente agradable. Sus dos corazones juntos pueden superar prácticamente cualquier situación que pueda surgir”.

Como con sus personajes, entre Miller, Watson y Logan se creó un fuerte y duradero lazo durante el rodaje. “Creo que Emma y yo estábamos destinados a conocernos”, afirma el actor.

Describe a Lerman como “un cinéfilo consumado que comprende cada aspecto técnico de lo que está pasando. Creo que no solamente es uno de los próximos galanes importantes del cine, sino que también será alguien a tener en cuenta tras las cámaras”.

Miller expresa su respeto por Chbosky señalando lo raro que es que el autor original de una novela sea capaz de trasladar su visión a la gran pantalla hasta el final, como ha hecho él. “Pero no creo que hubiera sido posible que ninguna otra persona hiciera esta película. Steve es un director innato. Te daba indicaciones que lo ponían todo en perspectiva y permitían a los actores llevar la escena en la dirección que quería sin imponer su visión. Además, logró reunir un reparto que es como el juego de química definitivo”.

Chbosky siempre pensó que la amistad entre los adolescentes de la película tendría que trasladarse al mundo real para que resultara creíble en la pantalla. “Les dije a todos que era muy importante que pasaran el mejor verano de sus vidas”, recuerda. “Si lo lograban, mi trabajo sería fácil. Y lo hicieron. Toda la camaradería llevó a que se quedaran toda la noche despiertos, tocando música y haciéndose grandes amigos, lo que se trasladó a la película. Y eso se extendió al resto de los jóvenes del reparto. Mae Whitman y Emma se hicieron amigas al instante”.

Whitman, que en la actualidad se encuentra interpretando a Amber Holt en la serie de la cadena NBC “Parenthood”, encarna a Mary Elizabeth, la mejor amiga de Sam y una influencia importante para Charlie. “Mary Elizabeth es muy mandona, e intenta siempre hacerse cargo de todos”, explica Chbosky. “A veces puede ser un poco payasa, y Mae abrazó por completo esa faceta al interpretarla. Pero, a través de su relación con Charlie, acaba aprendiendo a abrirse a alguien que se preocupa por ella y no simplemente a abrirle las puertas a alguien que no está especialmente interesado en ella”.

La actriz llegó al rodaje siendo ya una gran fan del libro. “Quedé sorprendida y agradecida de que el guión fuera tan fiel al original”, afirma. “Ocurre demasiado a menudo que un guión no haga justicia a un libro, pero aquí no parecía echarse nada de menos. La historia pone realmente en perspectiva el sentimiento de ser joven y sensible. Todo es nuevo y estás teniendo estos intensos sentimientos por primera vez. Puede resultar abrumador, emotivo y doloroso. La película trata muchos temas difíciles, pero nada se dulcifica. Resulta reconfortante saber que otra gente está pasando por lo mismo, por muy oscuro que pueda parecer”.

Whitman notó que su familiaridad previa con el libro resultó muy útil para descubrir los matices de su personaje y redondear sus relaciones con los demás personajes. “Mary Elizabeth es un personaje complejo”, aporta Whitman. “Es un poco punki y gótica, con una fachada exterior de rabia e ideas muy claras. Pero también es budista. Siente la conexión con el mundo y le transmite eso a Charlie. Es muy duro para ella ser vulnerable o abrirse de una forma que resulte femenina. Al haber leído el libro, sabía muchas de las cosas que Sam y Mary Elizabeth han pasado juntas y por qué son tan buenas amigas”.

Nina Dobrev, una de las estrellas de la popular serie de la cadena CW “Crónicas vampíricas”, interpreta a Candace, la hermana mayor aparentemente feliz de Charlie. “Creo que la película llega a todo tipo de personas”, señala Dobrev. “Los personajes y los temas trascienden la época. No importa que esté ambientada en los 90, conecta con la gente hoy día y conectará con la gente dentro de diez años. Mi personaje intenta ser perfecta todo el tiempo, sacar todo sobresalientes y todo eso. Pero resulta que esa imagen que proyecta no puede estar más alejada de la realidad. Todo el mundo conoce a alguien así, o es esa persona”.

El reparto también incluye a Erin Wilhelmi como Alice, la mejor amiga de Mary Elizabeth. Cuando recibió el guión, supo sobre la marcha qué personaje quería interpretar. Wilhelmi recuerda: “En la primera descripción que se hace de su personaje, se dice que intenta pasar por gótica, sin conseguirlo. Y luego ponía: ‘puntos suspensivos, pobre Alice’. Y pensé: ‘Perfecto’”.

Johnny Simmons interpreta a Brad, un quarterback de instituto con una vida secreta. Como el resto de los personajes, tiene algo que enseñarle a Charlie, tanto si es consciente de ello como si no. “De Sam, aprende la redención”, explica Chbosky. “De Patrick, aprende que no pasa nada por ser exactamente quién eres, sin tener ningún miedo por ello. Si la gente se burla de ti, defiéndete. Brad le enseña que no todos son lo que aparentan. Nunca se sabe por lo que está pasando la gente en la intimidad. Hasta la persona más dura que has conocido en tu vida tiene inseguridades. Hasta la persona más dura necesita amor”.

Con los adultos de la vida de Charlie se puso el mismo esfuerzo y dedicación a la hora de concebirlos y elegirlos. “Para mí, demasiadas películas sobre gente joven muestran a los adultos como estúpidos”, señala Chbosky. “Esta película intenta respetar tanto a unos como a otros”.

Para interpretar al profesor favorito y mentor de Charlie, el Sr. Anderson, el director recurrió a Paul Rudd. “Conocí a Paul en Nueva York hace unos diez años”, recuerda. “Mi libro llevaba como un año publicado y ya sabía entonces que algún día haría la película, y que él sería el encargado de interpretar al Sr. Anderson”.

Para crear a ese personaje Chbosky se inspiró en quien fuera su propio profesor en la vida real, Stewart Stern. Stern, miembro del cuerpo docente de la escuela de cine de USC, escribió los guiones de clásicos como “Rebelde sin causa”, “Sibyl, “Raquel, Raquel” y “Su excelencia el embajador”. “Allí estaba, hablando de cuando conoció a James Dean, cuando viajaba con Brando, trabajar con Sally Field para decidir cómo interpretar a Sibyl. No me lo podía creer. Cambió mi vida por completo. Se convirtió en mi amigo y mentor. Es la primera persona que leyó el guión de LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO. El Sr. Anderson es mi homenaje a él. Es un profesor que se preocupa y anima a un estudiante en el que sabe ver algo especial”.

Rudd no era consciente de la popularidad del libro, hasta que mencionó el nombre de Chbosky delante de la niñera de sus hijos. “Dijo: ‘¿Te refieres al Steve Chbosky de ‘Las ventajas de ser un marginado’? Es mi libro favorito de todos los tiempos’. Para esa generación, este libro es muy querido y yo no tenía ni idea”.

El actor recuerda tener varios profesores que le hicieron sentir que lo veían y lo entendían. “Y me gustaba la idea de interpretar a un tipo así”, explica. “Pero resultó extraño ser el carroza de la película. Nunca me había encontrado antes en esa situación. Aunque me ayudó a descubrir al personaje. Ve algo de sí mismo en ese chico. Tal vez crea que Charlie tiene más talento que él como escritor, pero sabe que se trata de alguien que sabe apreciar de verdad la literatura, como lo hace él, y de una forma que seguramente el resto de la clase no lo hace”.

La vida hogareña de Charlie es tan importante como su “familia” del instituto, y Chbosky se considera muy afortunado de haber podido contar con los veteranos actores Kate Walsh, Dylan McDermott y Melanie Lynskey para interpretar a su madre, su padre y su tía, respectivamente. “Quería poder creerme esta familia tanto emocional como físicamente”, apunta Chbosky. “Tenían que personificar las emociones de la historia que estábamos contando”.

EL CIRCO LLEGA A PITTSBURGH

 

LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO se rodó fundamentalmente en zonas residenciales de Pittsburgh, como Peters Township, Bethel Park, Dormont y Upper St. Clair, la misma zona en la que, no precisamente por casualidad, se crió Stephen Chbosky.

“No podría haber hecho esta película en ningún otro lugar”, asegura. “Rodar en Pittsburgh era fiel al libro, así como a mi propia educación. Hay una escena entre la tía Helen y el pequeño Charlie, fuera, en la calle. La casa en la que me crié está literalmente fuera de plano por unos 14 metros”.

Emma Watson da fe de la ventaja que supone para el realizador rodar en casa: “Steve se crió en Pittsburgh. Es su ciudad natal, es donde fue al instituto, y los personajes, en su mayor parte, están en realidad basados en gente de verdad que conoció en su momento, y a los que todavía conoce, en algunos casos. Fue increíble poder rodar allí”.

Antes de que comenzara el rodaje, Chbosky enseñó al reparto algunos de los lugares más emblemáticos de sus propios años de adolescencia. “Los adolescentes tienen ciertas cosas en común en todas partes, pero la verdad se encuentra en los detalles”, sostiene. “El reparto no sabía lo que eran los pretzels de chocolate de la marca Sarris hasta que llegamos aquí. No habían tomado las patatas fritas con queso o las lonchas de jamón de Original O, ni un sándwich de Primanti Bros. Esos fueron los deberes que les puse. Huelga decir que les encantó hacer esos deberes”.

“A veces parecía que me hubiera traído el circo conmigo a la ciudad. Nos alojamos todos juntos en un pequeño hotel, justo al lado del centro comercial en el que solía pasar el rato cuando era adolescente. Adoptaron encantados toda esa experiencia de la vida en zonas residenciales, que es algo de lo que ninguno de ellos ha disfrutado realmente. Eran todos actores infantiles. Se criaron en platós, así que al fin tuvieron ocasión de tener su experiencia de instituto, ir a la zona de restaurantes y al cine, mientras la encantadora Emma se paraba a firmar cada libro de Harry Potter que le ponían delante”.

Para las escenas de algunos de los momentos más difíciles en las vidas de algunos de los personajes, el instituto Peters Township hizo las veces del instituto Mill Grove.

En cuanto a las desenfrenadas escenas del “Rocky Horror Picture Show” de la película, el director regresó al característico Dormont Hollywood Theater, donde vio originalmente la película cuando era un adolescente. Aunque Chbosky reconoce que le dio vergüenza participar durante sus propios tiempos de instituto, dio a sus personajes rienda suelta como estrellas del espectáculo en vivo montado delante de la pantalla que recreaba la clásica película.

“El reparto local del ‘Rocky Horror Floor Show’ fueron nuestros asesores técnicos”, comenta. “Y el público está lleno de auténticos fanáticos del Rocky Horror. Ezra Miller y Emma Watson estaban entusiasmados durante esas escenas. Tuvimos que sacar a Ezra a rastras del escenario, porque estaba entregadísimo haciendo de Frank-N-Furter. Fueron dos de los mejores días que tuvimos”.

La secuencia también fue uno de los momentos culminantes para el diseñador de vestuario David Robinson. “Nos lo pasamos muy bien”, recuerda. “Tenía que parecer que unos chavales de instituto se había hecho sus propios disfraces, pero también tenían que quedar bien. Creo que el resultado final es fantástico. Además, Ezra Miller con zapatos de salón con tacón de 12 cm es algo digno de verse”.

Quizá el elemento más significativo para Chbosky a la hora de recrear su juventud para la gran pantalla fuera la evocadora banda sonora que preparó para la película. “No me importa lo viejo que seas”, afirma. “Cuando recuerdas tu juventud, te acuerdas de la música que escuchabas. Creaba mis propias cintas recopilatorias de música, como los chicos de la película, luego fueron los CD y ahora son las listas de reproducción. Es una constante con la gente joven. La música es uno de los pilares de la juventud. Te ayuda a dar forma a tu identidad. Te define y te ayuda a crear vínculos con tus amigos”.

Su historia tiene como música de fondo la banda sonora de sus años de instituto, lo que incluye algunos de los temas más memorables de finales de la década de 1980 y principios de la de 1990, entre los que figuran “Asleep”, de The Smiths, “Come On Eileen”, de Dexy’s Midnight Runners, “Could it Be Another Change”, de The Samples, y “Araby”, de The Reivers. “Sabía que ‘Come On Eileen’ iba a ser sin ninguna duda la canción de la fiesta de inicio del curso escolar. Sabía que Air Supply también tenía que estar. Y quería a XTC y su ‘Dear God’ en la película, porque me encanta esa canción. Pero la piedra angular de la película es ‘Asleep’, que escuché por primera vez en una cinta recopilatoria hace muchos años. Definió un año entero de mi vida”.

La supervisora musical Alexandra Patsavas también aportó sus propias ideas, recomendando canciones con las que Chbosky no estaba familiarizado. “Siente una gran pasión por esa época”, señala. “Me dio a conocer cosas que no había oído nunca, pero que me encantarán hasta que me muera. Para mí, la banda sonora es una cinta recopilatoria de música que refleja una época y establece un tono. Estoy verdaderamente orgulloso de la banda sonora de esta película”.

Pero la música y el canto no siempre paraban cuando las cámaras dejaban de filmar. Se formó un grupo musical entre habitaciones de hotel, bautizado como Octopus Jam, que incluía a Ezra Miller en la batería, Logan Lerman en la guitarra y Watson como vocalista, junto con toda una serie de artistas “invitados”, entre los que figuraban el cantautor Landon Pigg, que también aparece en la película.

Emma Watson recuerda: “Era un grupo maravilloso de gente. Pasábamos el rato juntos en el hotel, por la noche, y tocábamos música. Casi todos los que participan en este proyecto tienen algún tipo de talento musical, así que pasamos la mayor parte de las veladas tocando, charlando y haciendo el tonto”.

Otro factor igualmente importante para recrear el ambiente propio de finales del siglo XX de la película era el vestuario. Con más de una docena de actores principales y multitud de extras, el diseñador de vestuario David Robinson comenta que se dedicó a recorrer las tiendas de segunda mano de Pittsburgh y alrededores. “Los protagonistas tenían numerosos cambios de vestuario. Teníamos un partido de fútbol americano, una asamblea de motivación, un baile de principio del curso escolar, Sadie Hawkins, Navidad, Rocky Horror, el baile de graduación, la ceremonia de graduación. Era como una enorme tormenta detrás de otra, en cuestión de vestuario”.

Solamente para los extras, se necesitaron más de 4.000 cambios de vestuario. Robinson utilizó los anuarios de un instituto local para asegurarse de la autenticidad y reutilizó ropa antigua, como el vestido del baile de inicio de curso de Sam, que se creó a partir de otro más largo. Chbosky tomó parte en la selección del vestuario, tal como lo ha hecho con todos los demás aspectos del rodaje, acercándose a veces a la caravana de vestuario para escoger ciertas prendas para personajes concretos.

Uno de los momentos más destacados, tanto del libro como de la película, son un par de escenas que no podían filmarse en Pittsburgh. El túnel de Fort Pitt lleva hasta el centro de la ciudad, y desemboca en un puente que ofrece una amplia vista de la silueta urbana de Pittsburgh. Se trata de una de las visitas obligatorias para todos los que vienen a conocer la ciudad, y sirve de escenario de un momento transformativo para Charlie, en el que empieza viendo a Sam realizar un estimulante trayecto en la parte trasera de una camioneta mientras recorren el túnel a toda velocidad, para más tarde acabar realizando él ese mismo trayecto.

Chbosky califica esa secuencia de un sueño hecho realidad. “Hacía ya unos 18 años que me rondaba por la cabeza la imagen de esos chicos atravesando el túnel a toda velocidad, y haber podido filmarla por fin ha sido verdaderamente fantástico”.

A Watson se le comunicó en un primer momento que no se le permitiría realizar personalmente la escena, por considerarse demasiado arriesgada, pero la actriz estaba decidida a hacerla ella misma, así que le insistió al director hasta que finalmente consiguió que aceptara. No tardaría en verse de pie, en la parte de atrás de una camioneta, avanzando a más de 96 km/h por el túnel, sujeta por un único cable. “No tenía más que una cuerda, con las manos en el aire, a lo largo de todo el túnel, hasta que salimos por el otro extremo”, recuerda. “La primera vez que lo hicimos, me embargó la emoción y acabé llorando. Fue algo especial y hermoso, y el plano me dejó alucinada. Es impresionante y Steve sabía cuando lo concibió que quedaría increíble. Fue, sin duda alguna, uno de los momentos más emocionantes de mi vida”.

Charlie repite luego ese mismo trayecto en la película y Lerman también insistió en hacer personalmente la escena. “Es una experiencia incomparable. Recuerdo subirme a la parte de atrás de la camioneta y ponerme de pie. Salimos disparados del túnel y vi las luces de la ciudad. No había experimentado nunca nada parecido. No hay palabras para describir lo alucinante que fue”.

La imagen de los adolescentes “volando”, con la que se cierra tanto la novela como la película, es con la que Chbosky quiere que se queden los espectadores. “Frente a todo ese dolor, sienten que el futuro les depara infinitas posibilidades”, explica. “Es la canción perfecta, el paseo perfecto en coche y son las personas perfectas. Esos son los momentos que definirán tu vida para siempre. Para mí, ‘infinito’ era la palabra perfecta para describir esa sensación de que, después de eso, su vida no puede hacer más que mejorar. Solo puede ir hacia arriba”.

Con el rodaje de la película ya concluido, Chbosky asegura que no podría imaginar una experiencia mejor. “El sábado justo antes de terminar fue como el último día de campamento”, recuerda. “Hasta los veteranos más curtidos estaban llorando, porque sabían que estaban a punto de despedirse de una experiencia muy especial. Landon Pigg cantó una canción titulada ‘Something Brief’, sobre cómo estos momentos vienen y van, y el amor va y viene. Estábamos en un pequeño bar de Mount Lebanon y me quedé mirándolos a todos. Allí estaba Emma, moviéndose al ritmo de la música, o Mae, sentada junto a su novio. Ezra estaba llorando a lágrima viva. Estábamos todos conmovidos. Dudo que ninguno de los que estuvimos allí esa noche la olvidemos jamás, porque fue como nuestra propia graduación”.

“Cuando escribí el libro, unas cuantas personas lo leyeron y me hicieron comentarios muy inteligentes, pero estaba fundamentalmente yo solo en una habitación”, agrega Chbosky para concluir. “La película ha sido creación de cientos de personas. Me siento sumamente orgulloso de poder compartir esto con todos los que han participado, incluidos los fans. No cambiaría ni un solo fotograma. Lo hicimos bien y lo hicimos con integridad. Es la mejor versión posible que podría haber hecho de mi libro, no podría sentirme más orgulloso”.

 

ACERCA DEL REPARTO

 

LOGAN LERMAN (Charlie) ha logrado alcanzar la mayoría de edad en la industria del entretenimiento con un currículum verdaderamente envidiable. Mantiene una constante búsqueda de papeles que le planteen nuevos desafíos, evolucionando con cada nuevo proyecto, para convertirse rápidamente en uno de los jóvenes talentos más solicitados de Hollywood, tanto por los grandes estudios como en producciones independientes.

Lerman se encuentra inmerso en la actualidad en el rodaje de la épica historia bíblica de Darren Aronofsky “Noah”, frente a Russell Crowe, Jennifer Connelly, Anthony Hopkins, Douglas Booth y Emma Watson. Paramount tiene previsto estrenar la cinta en marzo de 2014. Además, tiene en posproducción la secuela “Percy Jackson: Sea of Monsters”, para Fox 2000 Pictures.

Lerman también ha rodado recientemente la ópera prima como director de Josh Boone, “Writers”, con Greg Kinnear, Jennifer Connelly, Lily Collins, Nat Wolff, Liana Liberato y Kristen Bell. La película trata sobre ‘Bill Borgens’ (Kinnear), un prolífico novelista que sufre cierta preocupación por su ex mujer (Connelly). Lerman interpreta a ‘Louis’, un aspirante a escritor interesado en ‘Samantha’ (Collins), la hija de Borgens. El filme se estrenó el pasado 9 de septiembre de 2012 en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

Lerman empezó su carrera cinematográfica al obtener un papel como hijo menor de Mel Gibson en el drama bélico del director Roland Emmerich “El patriota”. Ese mismo año, apareció como la versión joven del personaje adulto interpretado por Gibson en la comedia romántica de Nancy Meyers “En qué piensan las mujeres”. Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “Los tres mosqueteros”, de Paul W.S. Anderson, “Percy Jackson y el ladrón del rayo”, de Chris Columbus, “El efecto mariposa”, de Eric Bress y J. Mackye Gruber, “Pequeños salvajes (Hoot)”, de Will Schriner, “El número 23”, de Joel Schumacher, “Los chicos de mi vida”, de Penny Marshall, el alabado remake “El tren de las 3:10”, de James Mangold, “Mi vida es una ruina”, de Bernie Goldmann y Melisa Wallack, “Más vale sola que mal acompañada”, de Richard Loncraine, y “Gamer”, de Mark Neveldine y Brian Taylor.

En la pequeña pantalla, Lerman logró destacar en la serie dramática de la cadena WB, “Jack y Bobby”, en la que interpretaba a ‘Bobby McCallister’, en una historia que seguía las vidas de dos hermanos que asistían al instituto e iban madurando en general, hasta que uno de ellos acaba convirtiéndose en presidente de los Estados Unidos. Antes de eso, Lerman apareció en el telefilme “A Painted House”, por el que obtuvo el primero de sus tres premios Young Artist.

Logan Lerman se crió en Los Ángeles, California, e inició su carrera profesional como actor con tan solo cinco años.

 

EMMA WATSON (Sam) ha seguido ampliando en el último año su ya impresionante filmografía, lo que le ha permitido demostrar su versatilidad como intérprete con sus primeros papeles para la gran pantalla tras terminar recientemente su trabajo en la popular serie de Harry Potter.

Emma tiene en posproducción el nuevo título de la directora Sofia Coppola, “The Bling Ring”. La película está inspirada en hechos reales y sigue a un grupo de adolescentes que, obsesionados con la moda y la fama, entran a robar en las casa de famosos de Los Ángeles. El estreno de la cinta está previsto para 2013.

Emma se encuentra trabajando con el director Darren Aronofsky en el rodaje de “Noah”, frente a Russell Crowe, Douglas Booth, Logan Lerman, Jennifer Connelly y Anthony Hopkins. La película cuenta la épica historia de la Biblia sobre Noé (Crowe) y su arca. Emma interpreta el papel de ‘Ila’, una joven que desarrolla una estrecha relación con ‘Shem’ (Booth), hijo de Noé. Paramount Pictures tiene previsto estrenar el filme en marzo de 2014.

El pasado mes de febrero, fue posible ver a Emma en “Mi semana con Marilyn”, de Simon Curtis, frente a Michelle Williams, Kenneth Branagh, Eddie Redmayne, Judi Dench y Dominic Cooper. La película recogía una semana en la vida de Marilyn Monroe, y Emma interpretaba en ella el papel de ‘Lucy’, una ayudante de vestuario de Colin Clark (Redmayne). The Weinstein Company se encargó de estrenarla en Estados Unidos en noviembre de 2011, mientras que a España no llegaría hasta el 24 de febrero de 2012, y conseguiría ser candidata a un Globo de Oro a la Mejor película, en la categoría de musical o comedia.

Emma es especialmente conocida por interpretar el icónico personaje de ‘Hermione Granger’ en las ocho entregas de enorme éxito de la serie de Harry Potter. Su trabajo en la primera película de la serie, “Harry Potter y la piedra filosofal”, le valió un premio Young Artist a la “Mejor actriz joven protagonista”. Emma también fue candidata en dos ocasiones a los premios Critics’ Choice de la Broadcast Film Critics Association por su labor en “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” y “Harry Potter y el cáliz de fuego”. Tras terminar la séptima y octava películas, Emma fue candidata en 2011 a un premio Kids’ Choice de Nickelodeon y al premio Jameson Empire a la “Mejor actriz”. La franquicia de Harry Potter recibió un premio BAFTA a la “Extraordinaria contribución británica al cine” en febrero de 2011.

Los restantes créditos de Emma incluyen su papel protagonista de ‘Pauline Fossil’ en la adaptación de la BBC del clásico de Noel Streatfield, “Ballet Shoes”, que se emitió en la BBC 1 con una audiencia de 5,2 millones de espectadores. En su primer largometraje de animación, Emma puso su voz al personaje de la ‘princesa Guisante’ en “El valiente Despereaux”, que recaudó casi 87 millones de dólares en todo el mundo.

Aparte de su carrera como actriz, Emma es el rostro de Lancôme, siguiendo los pasos de Penélope Cruz, Kate Winslet y Julia Roberts como representante de esta célebre marca. Emma también ha colaborado con Fair Trade y con el productor de ropa orgánica People Tree, así como con Alberta Ferretti en la colección orgánica Pure Threads.

 

EZRA MILLER (Patrick) ha logrado labrarse una reputación por su valor, vis cómica y su capacidad para dar la réplica a estrellas como Tilda Swinton, Andy García y Liev Schreiber. Su trabajo más reciente ha sido en el alabado drama de Lynne Ramsay “Tenemos que hablar de Kevin”, en el que interpretaba el papel del propio ‘Kevin’, frente a Swinton y John C. Reilly. La película se estrenó con excelentes críticas en el Festival de Cine de Cannes.

El actor debutó en la gran pantalla en 2008 en el estremecedor drama sobre un colegio privado “Afterschool”, que pasó por el Festival de Cine de Cannes de 2008 y el Festival de Cine de Berlín de 2009. La película logró grandes elogios de la crítica, así como candidaturas tanto para los premios Gotham Independent Film como para los Independent Spirit. A continuación, Miller acompañaría en el reparto a Andy García y Julianna Margulies en “Asuntos de familia (City Island)”, del director Raymond De Felitta, que se estrenó en la edición de 2009 del Festival de Cine de Tribeca.

Entre sus restantes créditos cinematográficos figuran “Another Happy Day”, de Sam Levinson, con Ellen Barkin, Ellen Burstyn, Kate Bosworth y Demi Moore, “Every Day”, frente a Liev Schreiber, Helen Hunt, Carla Gugino, Brian Dennehy y Eddie Izzard, y “Beware the Gonzo”, ópera prima de Bryan Goluboff como director, en la que interpretaba el papel principal.

Además de sus trabajos para la gran pantalla, Miller también está familiarizado con el mundo de la televisión. En 2008, intervino en varios capítulos de la popular serie protagonizada por David Duchovny “Californication”, del canal Showtime. También tuvo un papel recurrente en las dos primeras temporadas de la serie de gran éxito del canal USA “Royal Pains”.

Miller es un apasionado de la música y recientemente salió de gira por la Costa Este con su grupo, Sons of an Illustrious Father.

 

MAE WHITMAN (Mary Elizabeth) ha logrado poco a poco convertirse en una de las jóvenes actrices más respetadas de Hollywood, con una versatilidad que le permite trabajar tanto en cine como en televisión, y tanto en papeles dramáticos como cómicos. En la actualidad, Whitman es una de las protagonistas de la alabada serie de la cadena NBC “Parenthood”, junto a Peter Krause y Lauren Graham. En ella, interpreta el papel de ‘Amber Holt’, una adolescente rebelde que intenta encontrarse a sí misma. La serie cuenta con Brian Grazer y Ron Howard como productores ejecutivos.

Sus restantes créditos televisivos recientes incluyen un papel recurrente en la serie del canal HBO “En terapia (En tratamiento)”, frente a Gabriel Byrne, y una aparición especial en la serie de Showtime “Weeds”, con Mary-Louise Parker.

En la gran pantalla, Whitman intervino en la comedia de acción de Edgar Wright “Scott Pilgrim contra el mundo”, con Michael Cera, Jason Schwartzman y Chris Evans. En esta cinta, interpretaba a ‘Roxy Richter’, una artista medio ninja y una de los ‘siete malvados ex’ a los que ‘Scott Pilgrim’ (Cera) debe vencer.

Whitman empezó a trabajar desde muy joven y consiguió su primer trabajo publicitario cuando ni siquiera había cumplido todavía cuatro años. Un año después, trabajaría en su primera película, “Cuando un hombre ama a una mujer”, protagonizada por Meg Ryan y Andy García. A continuación, aparecería en “Independence Day”, frente a Will Smith, Jeff Goldblum y Bill Pullman, “Un día inolvidable”, con George Clooney y Michelle Pfeiffer, y “Siempre queda el amor”, frente a Sandra Bullock, Gena Rowlands y Harry Connick, Jr.

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “Noches de tormenta”, “Boogeyman 2”, “Desmadre vacacional”, “Conflicto de intereses”, “La pesadilla de Susi”, “Going Shopping”, “Bondage” y “Bye Bye Love”.

Whitman es especialmente conocida para los espectadores de televisión por interpretar a ‘Ann Veal’ en la serie ganadora del premio Emmy® “Arrested Development”. También protagonizó la miniserie ganadora del Emmy® del canal FX “Ladrón”. Entre sus restantes créditos para la pequeña pantalla figuran un papel principal en “State of Grace”, papeles recurrentes en “Chicago Hope” y “JAG. Alerta roja” y apariciones especiales en “Anatomía de Grey”, “Justice”, “Mujeres desesperadas”, “Caso abierto”, “Presidio Med”, “Century City”, “La juez Amy”, “Friends”, “Providence”, “Edición anterior” y la alabada obra radiofónica televisada de la PBS “Merry Christmas, George Bailey”.

También ha sido posible ver a Whitman en un buen número de telefilmes como “Jesse Stone: Destino Paraíso”, “The Judds”, “Grado de culpabilidad”, “La hija invisible”, “La muerte de un hijo”, “Una época para los milagros” y “El amor dura eternamente”.

Whitman es además una veterana actriz de doblaje, que se encarga de poner voz al personaje principal de la franquicia animada de Disney “Campanilla”. También es la voz de ‘April’ en la nueva serie de animación de Nickelodeon de las “Tortugas Ninja”. Entre sus restantes trabajos de doblaje figuran títulos como “Batman, el intrépido”, “Padre de familia”, “El show de Cleveland”, “Glenn Martin DDS”, “Avatar: La leyenda de Aang”, “American Dragon: Jake Long”, “El libro de la selva 2”, “Johnny Bravo”, “Teacher’s Pet”, “Fillmore!”, “Los Thornberrys”, “Duckman”, “Superman” y “Max Steel”. También puso voz al personaje de ‘Yuffie’ en los videojuegos de gran éxito de ventas “Kingdom Hearts II” y “Final Fantasy VII”.

Whitman está componiendo música con Landon Pigg y tiene previsto publicar canciones en el futuro.

 

KATE WALSH (madre) interpreta actualmente a la ‘Dra. Addison Montgomery’ en el drama médico de la cadena ABC “Sin cita previa”, serie derivada del gran éxito de la televisión “Anatomía de Grey”, en la que Walsh empezó encarnando originalmente al personaje en 2005. La enorme popularidad de su personaje en “Grey” llevó a la ABC, junto con la guionista y creadora Shonda Rimes, a crear una nueva serie centrada exclusivamente en su personaje de ‘Addison’. “Sin cita previa” también está protagonizada por Amy Brenneman, Taye Diggs, Tim Daly y Paul Adelstein. Se estrenó en septiembre de 2007 como la serie nueva de mayor audiencia de la temporada, y debutó como serie más vista los miércoles por la noche. Ha logrado mantener su éxito hasta este otoño, en el que ha empezado a emitirse su sexta y definitiva temporada.

Durante sus dos temporadas en “Anatomía de Grey”, la serie recibió un premio del Sindicato de actores (SAG) al “Mejor reparto” en 2007, y fue candidata al “Mejor reparto” de los premios tanto del Sindicato de actores como de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood en 2006 y 2008, respectivamente. “Grey” recibió el Globo de Oro a la “Mejor serie dramática de la televisión” en 2007 y volvió a ser candidata en esa misma categoría al año siguiente. La serie también consiguió candidaturas a los premios Emmy® a la “Mejor serie dramática” en 2006 y 2007, y recibió tres premios consecutivos NAACP a la “Mejor serie dramática” en 2006-2008.

En la gran pantalla, Walsh participó recientemente en el thriller sobrenatural “Legión”, protagonizado por Paul Bettany y Dennis Quaid, y en “Angels Crest”, frente a Thomas Dekker, Mira Sorvino y Jeremy Piven.

En el verano de 2010, Walsh regresó a sus raíces teatrales y apareció en una producción del Off Broadway de “Dusk Rings A Bell”, junto a Paul Sparks, y bajo la dirección de Sam Gold. La obra se estrenó con excelentes críticas en el Atlantic Stage 2 de Nueva York y se representó durante unas seis semanas, aproximadamente.

En noviembre de 2010, Walsh puso en marcha su propia compañía autofinanciada de productos de belleza, Boyfriend®, que se lanzó en asociación con el Home Shopping Network (HSN), y se agotó en un tiempo récord de 30 minutos. En febrero de 2011, Walsh lanzó Boyfriend® con las tiendas Sephora en todo el país como socio minorista exclusivo, donde fue escalando puestos hasta acabar entre los diez productos más vendidos. Su segunda fragancia, Billionaire, se lanzó en HSN y en Sephora en febrero de 2012.

Walsh empezó su carrera como actriz en Chicago, donde estudió en el conocido Piven Theatre Workshop. Walsh participaría después en numerosas producciones teatrales con la Shakespeare Repertory, como la alabada “Born Guilty”, “Moon Under Miami” y “Troilo y Crésida”.

Walsh se trasladó después a Nueva York y realizó diversas apariciones televisivas, entre las que figura un papel regular en “The Mike O’Malley Show” (ABC), “The Mind of a Married Man” (HBO) y “The Drew Carey Show” (ABC).

En 2005, Walsh protagonizó junto a Will Ferrell y Robert Duvall la película “Un entrenador genial”. Entre sus restantes créditos cinematográficos figuran “Bajo el sol de la Toscana”, “El gran golpe” y “Family Man”.

En la actualidad, Walsh reside en Los Ángeles, California.

DYLAN MCDERMOTT (padre) es un ganador del Globo de Oro y candidato al Emmy® que ha demostrado su talento en el cine, el teatro y la televisión.

El estreno más reciente de McDermott ha sido la comedia de Jay Roach “En campaña todo vale”, frente a Will Farrell y Zach Galifianakis. McDermott interpretaba a ‘Tim Wattley’, un consultor político que lleva la campaña de un candidato de Carolina del Sur. Esta producción de Warner Bros. llegó a la cartelera estadounidense en agosto de 2012, mientras que a la española no llegaría hasta el pasado mes de octubre.

McDermott tiene ahora mismo en posproducción el thriller de acción de Antoine Fuqua “Olympus Has Fallen”, junto a Gerard Butler, Morgan Freeman y Aaron Eckhart. La historia trata sobre un antiguo agente del Servicio Secreto que se convierte en la única esperanza de EE. UU., cuando unos terroristas toman al presidente como rehén.

McDermott también protagonizó recientemente la primera temporada de la serie de televisión del canal FX, creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk, “American Horror Story”, frente a Connie Britton y Jessica Lange.

En 2008, McDermott trabajó en la obra “Three Changes”, de Nicky Silver, en Playwrights Horizons. La producción, que protagonizaba junto a Maura Tierney, sigue a una pareja del Upper West Side de Manhattan que tienen un matrimonio que se encuentra en un momento incómodo. Además, en septiembre de 2006, McDermott pasó por los escenarios en la nueva obra de Eve Ensler, “The Treatment”, que exploraba la relación entre un antiguo interrogador militar traumatizado (McDermott) y su psicólogo, un coronel al que se le asigna que le proporcione tratamiento de rutina. La obra inauguró el festival Impact de 2006, un festival de las artes que se celebra por toda la ciudad de Nueva York como parte del Culture Project. McDermott fue candidato a un premio Drama League por su interpretación.

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “The Messengers”, de los hermanos Pang, “Wonderland (sueños rotos)”, “A casa por vacaciones”, “Magnolias de acero”, “La colina de la hamburguesa”, “Milagro en la ciudad”, “En la línea de fuego” y “Burning Palms”.

Los créditos televisivos de McDermott incluyen el drama policiaco del canal TNT producido por Jerry Bruckheimer “Dark Blue”, la miniserie de espionaje y terrorismo coproducida por TNT y la BBC “Redes”, frente a Julianna Margulies, y la serie de abogados de David E. Kelley, ganadora del Emmy, “El abogado”, por la que recibió un Globo de Oro en 1999 y candidaturas en 2000 y 2001, así como otra candidatura al Emmy® en 1999.

Entre los restantes trabajos de McDermott para los escenarios, se encuentran la producción de Neil Simon “Biloxi Blues”, en Broadway, y “Golden Boy”, dirigida por Joanne Woodward, en el Festival de Teatro de Williamstown.

 

Melanie Lynskey (tía Helen) es una versátil y consumada actriz neozelandesa que sorprendió a los espectadores de todo el mundo en 1994 con su galardonada interpretación (premio a la “Mejor actriz de cine” de 1995 de la Academia de cine neozelandesa) en la cinta de Peter Jackson “Criaturas celestiales”, frente a Kate Winslet. Desde entonces, ha acumulado un gran número de créditos tanto en la pequeña como en la gran pantalla.

Lynskey ha protagonizado en 2012 la película de Todd Louiso “Hello I Must Be Going”, escrita por Sarah Koskoff. La cinta inauguró el Festival de Cine de Sundance de 2012 y Lynskey ha recibido numerosos elogios de la crítica por su trabajo. Lynskey también interviene en la adaptación de Stephen Chbosky de su propia novela LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO, con Logan Lerman, Emma Watson y Paul Rudd. Recientemente, ha terminado el rodaje de la comedia “They Came Together”, frente a Cobie Smulders, Paul Rudd y Michael Shannon. Este verano, pasó por la cartelera norteamericana en el filme de Lorene Scafaria “Buscando un amigo para el fin del mundo”, junto a Steve Carell y Keira Knightley, pendiente aún de estreno en nuestro país.

También ha intervenido recientemente en “Touchback”, escrita y dirigida por Don Handfield, o en la cinta de Jesse Wolfe “Eye of the Hurricane”, frente a Campbell Scott. Lynskey acompañó en el reparto a Paul Giamatti y Amy Ryan en la comedia dramática de Tom McCarthy “Win Win (Ganamos todos)”. Entre sus créditos cinematográficos anteriores figuran: “Up in the Air”, de Jason Reitman, la producción independiente “Helena from the Wedding”, “Leaves of Grass”, de Tim Blake Nelson, frente a Edward Norton, “¡El soplón!”, de Steven Soderbergh, junto a Matt Damon, “Un lugar donde quedarse”, de Sam Mendes, “Banderas de nuestros padres”, de Clint Eastwood, en la que Lynskey interpretó a la protagonista femenina ‘Pauline Harnois’, y “Show of Hands”, para la Comisión Cinematográfica de Nueva Zelanda.

Sus restantes trabajos para la gran pantalla incluyen: “Por siempre jamás”, de Andy Tennant, con Drew Barrymore, “Sweet Home Alabama”, frente a Reese Witherspoon, “El precio de la verdad”, de Billy Ray, con Hayden Christensen y Peter Sarsgaard, “El jardín de los cerezos”, de Mihalis Kakogiannis, con Charlotte Rampling y Alan Bates, y la cinta independiente neozelandesa “Snakeskin”, que le valió a Lynskey su segunda candidatura de los premios de la Academia de cine neozelandesa como “Mejor actriz de cine”. Lynskey volvió a trabajar con Peter Jackson en “Agárrame esos fantasmas”, además de cosechar excelentes críticas por su interpretación en la ópera prima de Stephen Gagan como director “La desaparición de Embry”.

Los espectadores de televisión la adoran en su papel de ‘Rose’, en la telecomedia de gran éxito de la cadena CBS “Dos hombres y medio”, donde intervino junto a Charlie Sheen y, ahora, junto a Ashton Kutcher. Lynskey también aporta su voz en un papel recurrente en la serie de animación de HBO “Las desventuras de Tim”. Ha realizado apariciones especiales en numerosas series de televisión, entre las que cabe mencionar: “House” (FOX), “Memphis Beat” (TNT), “Colgados en Filadelfia” (FX), “The L Word” (Showtime), “Psych” (USA), “The Shield: al margen de la ley” (FX), y fue uno de las protagonistas principales de la serie de la cadena FOX “Drive”, junto a Nathan Fillion, Dylan Baker y Emma Stone. Lynskey también ha protagonizado las miniseries “Comanche Moon” (CBS), basada en el libro de Larry McMurtry, y capítulo final de la saga de “Lonesome Dove”, así como la adaptación de Stephen King “Rose Red” (ABC).

Lynskey reside actualmente en Los Ángeles.

 

NINA DOBREV (Candace) se encuentra en la actualidad inmersa en plena cuarta temporada de la serie dramática de la cadena CW “Crónicas vampíricas”, del creador Kevin Williamson. Dobrev interpreta a ‘Elena’, una chica de la que se enamoran dos hermanos vampiros, uno bueno y el otro malo, que es la viva imagen de ‘Katherine’ (también interpretada por Dobrev), la vampiro de la que estuvieron ambos hermanos enamorados, cuando aún eran humanos, durante la época de la Guerra de Secesión norteamericana. La serie, que se estrenó en la temporada de otoño de 2009, está basada en una popular serie homónima de libros de la editorial Alloy y ha conseguido desplazar a la popular “Gossip Girl” como programa más visto de la cadena CW.

La última vez que hubo ocasión de ver a Dobrev en la gran pantalla fue en la producción de Screen Gems “The Roommate”, con Leighton Meester y Minka Kelly. Otros créditos cinematográficos anteriores incluyen “Chloe”, de Montecito Pictures, con Julianne Moore, Amanda Seyfried y Liam Neeson, “Arena (Combate mortal)”, con Kellan Lutz y Samuel L. Jackson, “Piezas fugitivas (Fugitive Pieces)”, con Ayelet Zurer y Rosamund Pike, “Lejos de ella”, con Julie Christie, y “Corazones de guerra”.

Entre sus restantes trabajos para televisión figuran papeles principales en “Degrassi: la nueva generación” y la producción de MTV “The American Mall”, además de una aparición especial en “La hora 11”. También ha intervenido en diversos telefilmes “Never Cry Werewolf”, “El secreto de mi hija” o “Demasiado joven para amar”.

Dobrev nació en Bulgaria, pero se trasladó a Canadá cuando no tenía más que dos años y ha vivido desde entonces en Toronto, Ontario.

 

JOHNNY SIMMONS (Brad) es un interesante joven actor que se ha ganado excelentes críticas con sus trabajos tanto en cine como en televisión. Simmons ha trabajado recientemente a las órdenes del director Atom Egoyan en “Devil’s Knot”, junto a Reese Witherspoon y Colin Firth, cuyo estreno está previsto para 2013. También aparecerá en otro estreno de 2013, la comedia “The To Do List”, junto a Aubrey Plaza, Connie Britton, Rachel Bilson y Andy Samberg.

Su papel más reciente para la gran pantalla ha sido el de ‘Billiam Willingham’ en la comedia de gran éxito “Infiltrados en clase”, frente a Jonah Hill y Channing Tatum. También fue posible verlo el año pasado en el telefilme candidato al Emmy® “Cinema Verite”, junto a Diane Lane, James Gandolfini y Tim Robbins. Entre sus trabajos recientes también figuran “La conspiración”, “Scott Pilgrim contra el mundo”, “El mejor (The Greatest)”, “A Bag of Hammers”, “Jennifer’s Body” y “Hotel para perros”.

Simmons nació en Alabama y se crió en Dallas. En la actualidad, reside en Los Ángeles.

 

PAUL RUDD (Sr. Anderson) regresa a los escenarios de Broadway este otoño de la mano de Craig Wright en “Grace”, frente a Michael Shannon, Kate Arrington y Edward Asner. “Grace” trata sobre una joven e inocente pareja (Rudd y Arrington) que empieza una nueva vida en la soleada Florida, con grandes planes para abrir una cadena de moteles de temática gospel. Un nervioso vecino (Shannon) y un mordaz exterminador de plagas (Asner) completan el cuarteto principal, cuyos destinos chocarán en este viaje sumamente ameno y lleno de suspense. La obra inició sus preestrenos en septiembre y se estrenó en el Shubert Theater en octubre de 2012.

Rudd tiene previsto estrenar el próximo 21 de diciembre de 2012 en Estados Unidos la nueva comedia del director Judd Apatow “This Is 40” junto a Leslie Mann y Jason Segel. La película presenta una historia original que profundiza en los personajes de ‘Pete’ (Rudd) y ‘Debbie’ (Mann), de otro de los grandes éxitos de Apatow “Lío embarazoso” y permite ver de primera mano cómo afrontan la situación actual en que se encuentra su vida. “Lío embarazoso” recaudó más de 300 millones de dólares en todo el mundo y recibió el premio People’s Choice a la “Mejor comedia”, fue candidata a un premio Critics’ Choice a la “Mejor comedia” y fue elegida una de las diez mejores películas del año por el AFI (Instituto del Cine Americano).

Entre sus próximos estrenos también figuran “They Came Together”, de David Wain, con Amy Poehler, para Lionsgate, “Admission” de Paul Weitz, con Tina Fey, para Focus Features, y “El reportero 2”, de Adam McKay, con Will Ferrell y Steve Carell, para Paramount.

Los restantes créditos cinematográficos de Rudd incluyen: “Our Idiot Brother”, “Te quiero, tío”, “Mal ejemplo” (de la que además fue co-guionista), “Virgen a los 40”, “El reportero: la leyenda de Ron Burgundy”, “Sácame del paraíso” (donde ejerció de productor), “La cena de los idiotas”, “¿Cómo sabes si…?”, “Monstruos contra alienígenas”, “Paso de ti”, “Los diez locos mandamientos” (nuevamente productor), “Noche en el museo”, “Diggers”, “Maderos 091!”, “Las normas de la casa de la sidra”, “Mucho más que amigos”, “Wet Hot American Summer”, “The Château”, “Clueless (Fuera de onda)”, y “Romeo y Julieta de William Shakespeare”, entre otras.

Sobre los escenarios, Rudd ha protagonizado frente a Julia Roberts y Bradley Cooper la producción de Richard Greenberg para Broadway “Three Days of Rain”. También protagonizó para Neil Labute “Bash”, tanto en Nueva York como en Los Ángeles, así como otra obra de Labute, “Por amor al arte”, en Londres y Nueva York. Debutó en los escenarios del West End londinense en la producción de Robin Phillips de la obra de Eugene O’Neill “Largo viaje hacia la noche”, frente a Jessica Lange. Entre sus restantes créditos teatrales destacan el montaje de Nicholas Hynter de “Noche de Epifanía” en el centro Lincoln, con una actuación especial que se emitió en el programa de la cadena PBS “Great Performances”, y la ganadora del premio Tony “The Last Night of Ballyhoo”, del dramaturgo Alfred Uhry.

En televisión, Rudd fue co-guionista y co-creador de la serie “Party Down”, con la que logró excelentes críticas en el canal Starz. También obtuvo un amplio reconocimiento con su papel recurrente de ‘Mike Hannigan’ en la popular telecomedia “Friends”.

 

ERIN WILHELMI (Alice) es una actriz y cantante de talento, que debuta en la gran pantalla con la producción de Summit Entertainment LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO. Además, este otoño, Erin interpretará a ‘Joelle’ en la obra “The Great God Pan”, en Playwright Horizon, que empezó a representarse en octubre.

Erin nació y se crió en Louisville, Kentucky, y siempre se ha esforzado al máximo para conseguir alcanzar sus aspiraciones. Tras licenciarse Summa Cum Laude por la Universidad de Evansville, donde cursó estudios de Interpretación, tiene mucho de lo que sentirse orgullosa. No obstante, no fue hasta su segundo año de instituto cuando se dio cuenta de que su interés por la interpretación era más que una simple afición, era su sueño. Con el apoyo y los ánimos de sus padres, Erin decidió hacer lo que le dictaba su corazón.

Al verse expuesta al mundo de las artes desde muy pronta edad, Erin siempre conservará un profundo aprecio por el teatro. Cuando no tenía más que 10 años, quedó fascinada por el montaje de “Forever Plaid” al que asistió en el Actor’s Theatre de Louisville. Empezó a abrirse paso en la industria y tomó parte en la obra de Stephen Michael Walter “The Girl From Nashville”, así como en producciones en Nueva York de “Fur”, “Folly of Crowds” y “Likeness”. También trabajó en “The New Harmony Project” durante dos temporadas y se llegó a apasionar por el proceso de desarrollo de nuevas obras. Ha participado en Nueva York en lecturas de nuevas obras en The Lark, Ensemble Studio Theatre, New Dramatists y Primary Stages.

Los restantes trabajos como actriz de Erin incluyen las producciones independientes de próximo estreno “The English Teacher” y “Disconnect”,así como los cortometrajes “Ebbe the Hunter”, que fue elegidocomo parte del Festival de Cine Nikon de 2011, y el corto estudiantil “Like Sugar on the Tip of My Lips” (escrito y dirigido por Minji Kang), que ganó el premio al “Mejor corto estudiantil” en el Festival Internacional de Artes y Cine de Mujeres. Erin también participó en el vídeo musical del grupo Jimmy Eat World de su tema “My Best Theory”.

Junto con la interpretación, Erin está dedicada a llevar un estilo de vida saludable. Practica yoga y come sano, y afronta en todo momento la vida con una filosofía ‘verde’. Asimismo, dedica parte de su tiempo a organizaciones que protegen el medio ambiente y a las especies en peligro de extinción, en especial los gorilas, y también brinda su apoyo a organizaciones como Results: The Power to End Poverty, Invisible Children y Amnistía Internacional. Además, disfruta escuchando bandas sonoras de teatro musical, entre las cuales algunas de sus favoritas son: “Los miserables”, “El fantasma de la ópera” y “Spring Awakening”.

Erin reside actualmente en Nueva York.

 

REECE THOMPSON (Craig), natural de Vancouver, Columbia Británica, Canadá, debutó en el cine con tan solo 13 años, en el thriller de terror de Lawrence Kasdan “El cazador de sueños”.

Poco después, Thompson se convertiría en uno de los actores jóvenes más ocupados de Canadá, trabajando en un gran número de producciones cinematográficas y televisivas filmadas localmente.

En 2007, Thompson protagonizó la producción de HBO/Picturehouse “Rocket Science”, en el papel del tartamudo ‘Hal Hefner’, frente a Anna Kendrick. “Rocket Science” fue la ganadora del premio a la “Mejor dirección dramática” del Festival de Cine de Sundance de 2007 y también fue candidata a tres otros premios Independent Spirit.

Los elogios de la crítica recibidos por Thompson por su interpretación en “Rocket Science” le ayudaron a conseguir un papel protagonista frente a Bruce Willis en la producción de Yari, “Assassination of a High School President”.

Tras “Assassination of a High School President”, Thompson rodaría el thriller de 2008 “Premonición”, con John Malkovich y Romain Duris.

En 2010, Reece trabajaría en tres títulos distintos “Lazos de sangre”, frente a Hilary Duff y Val Kilmer, “Ceremony”, frente a Uma Thurman, y “Daydream Nation”, junto a Kat Dennings y Josh Lucas.

Próximamente, será posible ver a Reece en la cinta independiente “April Apocalypse”, junto a Sarah Hyland.

 

ACERCA DEL EQUIPO DE REALIZACIÓN

 

STEPHEN CHBOSKY (director, guionista, escritor) co-creó y ejerció de productor ejecutivo del drama pos-apocalíptico “Jericho”, que logró entrar en la historia de la televisión cuando su cancelación impulsó a los fans de la serie a enviar más de 18 toneladas de frutos secos a la cadena en un intento de convencerla para que le diera otra oportunidad a su serie favorita.

Su primera novela, “Las ventajas de ser un marginado”, llegó a las librerías en 1999. Desde entonces, se ha publicado en 14 países, en 12 idiomas distintos y se han vendido más de un millón de ejemplares únicamente en Estados Unidos. El número de lectores que ha conseguido el libro desde su publicación se estima entre cinco y siete millones, ya que se enseña con frecuencia en institutos y universidades. En la pasada década, se incluyó cinco veces en la lista elaborada por la American Library Association de los “10 libros más cuestionados”. Además, en la lista de los 100 primeros libros de entre todos los prohibidos del siglo XXI, “Las ventajas de ser un marginado” figura en el puesto 15.

Chbosky se crió en Pittsburgh y se licenció por el Programa de Escritura de Cine de la universidad USC. Su primera película, “The Four Corners of Nowhere”, se estrenó en el Festival de Cine de Sundance de 1995. También trabajó en el espectáculo de Broadway de John Leguizamo, “Sexaholix”, y escribió el guión de la adaptación cinematográfica de gran éxito de crítica del musical “Rent”.

En la actualidad, Chbosky reside en Los Ángeles con su mujer, Liz Maccie, y se encuentra trabajando en su segunda novela.

 

LIANNE HALFON (productora), tras multitud de proyectos independientes alabados por la crítica, esta productora candidata al Oscar® ha logrado dejar su huella en Los Ángeles y en el mundo del cine en general, al desarrollar y producir sistemáticamente títulos originales e inteligentes con sus socios de Mr. Mudd, Russ Smith y John Malkovich. Mr. Mudd, conocidos por su infalible ojo para descubrir nuevos talentos y su singular instinto a la hora de dar forma al material con los guionistas, han logrado establecer estrechos vínculos con directores, actores y escritores, y su sistema de trabajo los lleva a implicarse de manera muy directa en todos sus proyectos.

Halfon se encuentra produciendo en la actualidad “Labor Day”,dirigida por Jason Reitman y protagonizada por Kate Winslet y Josh Brolin. La película se basa en la novela de gran éxito de ventas escrita por Joyce Maynard y su estreno está previsto para 2013. Halfon también está produciendo “Chavez”, un biopic sobre el activista de los derechos civiles y sindicalista César Chávez, protagonizado por Michael PeñaRosario Dawson y America Ferrera, y dirigido por Diego Luna.

En marzo de 2011, Halfon produjo “Jeff y los suyos”, escrita y dirigida por los hermanos Duplass y protagonizada por Ed Helms, Jason Segal y Susan Sarandon. Ese mismo año, Halfon produjo más adelante la alabada y sumamente mordaz “Young Adult”, protagonizada por Charlize Theron. Por la interpretación de Theron del personaje de ‘Mavis Gary’, la película fue candidata a un Globo de Oro® a la “Mejor interpretación femenina en una película musical o comedia”. Se trató de la segunda colaboración de los productores con el director Jason Reitman y la guionista Diablo Cody.

Anteriormente, Halfon ejerció de productora ejecutiva del documental candidato al Oscar® y ganador del Emmy® “Which Way Home”, de la ganadora de un premio de Sundance Rebecca Cammisa. La película, desarrollada junto con HBO y financiada de forma independiente, cuenta la historia de unos niños que intentan cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. La cinta fue candidata a un premio Independent Spirit al “Mejor documental” y ha implicado a Mr. Mudd en un programa de ayuda en México con el apoyo económico de la Fundación Ford.

En 2008, Fox Searchlight estrenó la producción de Mr. Mudd “Juno”, protagonizada por Ellen Page, que logró convertirse en el tercer mayor estreno independiente de todos los tiempos. Fue candidata al Oscar® en las categorías de “Mejor película”, “Mejor director, “Mejor actriz” y logró hacerse con la estatuilla al “Mejor guión”.

Antes de fundar Mr. Mudd con sus socios, Halfon fue productora ejecutiva del filme de Terry Zwigoff “Crumb”, que ganó el Gran Premio del Jurado del Festival de Cine de Sundance y se estrenó en salas comerciales de la mano de Sony Classics, tras lo que lograría figurar en más listas de las 10 mejores películas del año que ningún otro título de 1994. Después se encargaría de desarrollar y producir la película de HBO “A Good Baby”, dirigida por Katherine Dieckmann, y protagonizada por Henry Thomas y David Strathairn. La experiencia profesional de Halfon también abarca el teatro, donde produjo la obra “Libra”,basada en la novela de Don DeLillo, con Russ Smith y la compañía teatral Steppenwolf en Chicago. John Malkovich se encargó de dirigir el montaje, que disfrutó de un gran éxito, tanto crítico como comercial.

La excelente experiencia de colaboración de “Libra” llevó a Halfon, Malkovich y Smith a fundar la productora Mr. Mudd en 1999, y su primer proyecto fue “Ghost World”, un largometraje de acción real basado en el cómic de Dan Clowes, dirigido por Terry Zwigoff (“Crumb”) y protagonizado por Thora Birch, Steve Buscemi y Scarlett Johansson. “Ghost World” se estrenó con gran éxito de crítica y fue candidato a un Oscar® al “Mejor guión adaptado”. El siguiente proyecto de Mr. Mudd, “Pasos de baile”, dirigido por John Malkovich y protagonizado por el ganador del Oscar® Javier Bardem, fue estrenada en Estados Unidos en mayo de 2003 por Fox Searchlight.

Junto con sus socios, Halfon ejerció de productora ejecutiva del documental “How to Draw a Bunny”, que ofrecía un retrato del artista Ray Johnson. “How to Draw a Bunny” ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Sundance de 2002 y el Premio del Público del famoso Festival de Cine Recontre de París, además de ser candidato al premio Independent Spirit al “Mejor documental” en 2003. Los restantes créditos de Halfon incluyen el drama del siglo XVII “The Libertine”, protagonizado por Johnny Depp, John Malkovich y Samantha Morton, y “El arte de estrangular”, que reunió al equipo de “Ghost World”, formado por el director Zwigoff y el guionista Clowes, y estaba protagonizado por los jóvenes Max Minghella y Sophia Myles, junto con actores veteranos como John Malkovich, Angelica Huston y Jim Broadbent. Los socios también produjeron el documental de John Walter “Some Assembly Required”, sobre la Convención Nacional Republicana y, en 2010, la adaptación teatral de enorme éxito de John Malkovich de “El buen canario”, que Diego Luna protagonizó cuando se representó en Ciudad de México.

A su llegada a Los Ángeles, Halfon empezó leyendo guiones para Tri-Star, pero ascendió rápidamente hasta llegar a convertirse en vicepresidente de producción der A&M Films. La compañía, una filial del mayor sello discográfico independiente, produjo varias películas de gran éxito de crítica, como “El club de los cinco” y “En la línea de ataque”.

 

RUSSELL SMITH (productor) ya poseía reconocida experiencia como productor de algunos de los mejores espectáculos teatrales de Estados Unidos pero, con su paso a la gran pantalla, ha logrado convertirse también en el productor al que recurrir para proyectos independientes de vanguardia, que le han permitido cosechar numerosos galardones, entre los que se incluye una candidatura al Oscar®.

Smith se encuentra produciendo en estos momentos “Labor Day”, dirigida por Jason Reitman y protagonizada por Kate Winslet y Josh Brolin. La película se basa en la novela de gran éxito de ventas escrita por Joyce Maynard y su estreno está previsto para 2013. Además, Smith también está produciendo “Chavez”, un biopic sobre el activista de los derechos civiles y sindicalista César Chávez, protagonizado por Michael PeñaRosario Dawson y America Ferrera, y dirigido por Diego Luna.

En febrero de 2013, Aurum tiene previsto estrenar la historia iniciática producida por Mr. Mudd LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO, escrita y dirigida por Stephen Chbosky, que además fue el autor de la novela original en la que se basa la película. Smith produjo el título, que está protagonizado por Logan Lerman, Ezra Miller y Emma Watson, y tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2012.

En marzo de 2011, Smith produjo “Jeff y los suyos”, escrita y dirigida por los hermanos Duplass y protagonizada por Ed Helms, Jason Segal y Susan Sarandon. Ese mismo año, Smith produjo más adelante la alabada y sumamente mordaz “Young Adult”, protagonizada por Charlize Theron. Por la interpretación de Theron del personaje de ‘Mavis Gary’, la película fue candidata a un Globo de Oro® a la “Mejor interpretación femenina en una película musical o comedia”.

Smith ejerció de productor ejecutivo del documental candidato al Oscar® “Which Way Home”, de la ganadora de un premio de Sundance Rebecca Cammisa. La película, desarrollada junto con HBO, cuenta la historia de unos niños que intentan cruzar la frontera de México a los Estados Unidos. El documental fue candidato a un premio Independent Spirit al “Mejor documental”.

En 2008, Fox Searchlight estrenó la producción de Mr. Mudd “Juno”, protagonizada por Ellen Page, que logró convertirse en el tercer mayor estreno independiente de todos los tiempos. Fue candidata al Oscar® en las categorías de “Mejor película”, “Mejor director, “Mejor actriz” y logró hacerse con la estatuilla al “Mejor guión”.

En abril de 1998, Russ se unió a sus socios Halfon y Malkovich para fundar la productora Mr. Mudd. En 2001, Mr. Mudd produjo “Ghost World”, un largometraje de acción real basado en el cómic de Dan Clowes, dirigido por Terry Zwigoff (“Crumb”) y protagonizado por Thora Birch, Steve Buscemi y Scarlett Johansson. “Ghost World” se estrenó con gran éxito de crítica y fue candidato a un Oscar® al “Mejor guión adaptado. A continuación, Mr. Mudd estrenaría en mayo de 2003 “Pasos de baile”, que el propio John Malkovich se encargaría de dirigir, y estaba protagonizada por el ganador del Oscar® Javier Bardem.

Smith empezó su carrera produciendo obras para la compañía teatral Steppenwolf de Chicago. En cuestión de cinco años, produjo 50 obras, entre las que caben destacar “True West” y “Balm in Gilead”. Durante esa época, Steppenwolf llegó a conocerse como uno de los mejores teatros de EE. UU. Entre los veteranos más destacados de Steppenwolf figuran los candidatos al Oscar® John Malkovich, Gary Sinise y Joan Allen.

Durante tres veranos, Smith trabajó como consultor artístico, produciendo la famosa serie de conciertos de verano del First National Bank de Chicago. Produjo la obra de gran éxito del Off Broadway “Orphans”. En 1987, Gary Sinise y Russell Smith hicieron su primera película juntos, “Más allá de la ambición”. En 1988, Smith también produjo el filme “Boda en Queens”.

En 1989, Smith se convirtió en jefe de producción para New Visions Pictures y supervisó la producción de cinco largometrajes, entre ellos “El largo camino a casa” y “Pensamientos mortales”. Sus restantes créditos cinematográficos incluyen el galardonado cortometraje “The Witness” y la alabada adaptación “De ratones y hombres”, dirigida por Gary Sinise. En 1997, produjo el gran éxito de taquilla de United Artists “El hombre de la máscara de hierro”, protagonizado por Leonardo Di Caprio, John Malkovich, Gerard Depardieu, Gabriel Byrne y Jeremy Irons. Junto con sus socios de Mr. Mudd, Russ Smith ejerció de productor ejecutivo del documental “How to Draw a Bunny”, que ofrecía un retrato del artista Ray Johnson. “How to Draw a Bunny” ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Sundance de 2002 y el Premio del Público del famoso Festival de Cine Recontre de París, además de ser candidato al premio Independent Spirit al “Mejor documental” en 2003. Smith también fue productor de “The Libertine”, protagonizada por Johnny Depp y Samantha Morton, y “El arte de estrangular”, protagonizada por los jóvenes Max Minghella y Sophia Myles y los veteranos John Malkovich, Angelica Huston y Jim Broadbent.

 

JOHN MALKOVICH (productor) es una auténtica leyenda de la industria del cine y una de las mentes más fascinantes del mundo del entretenimiento. Con una extensa filmografía acumulada a lo largo de 25 años de trabajo, sus célebres interpretaciones abarcan todos los géneros y van desde inteligentes películas independientes a grandes superproducciones taquilleras. Además de ser un actor candidato al Oscar®, Malkovich es también director, productor, diseñador de ropa y artista.

Los trabajos más recientes de Malkovich como productor incluyen la comedia de los hermanos Duplass “Jeff y los suyos”, protagonizada por Ed Helms, Jason Segel y Susan Sarandon, y la mordaz comedia de Jason Reitman “Young Adult”, escrita por Diablo Cody y protagonizada por Charlize Theron, Patton Oswald y Patrick Wilson. El año que viene estrenará el nuevo proyecto de Reitman, “Labor Day”, un drama protagonizado por Tobey Maguire, Kate Winslet y Josh Brolin, así como el biopic “Chavez”, dirigido por Diego Luna y protagonizado por Michael Peña, Rosario Dawson y America Ferrera.

En 1998, Malkovich se unió a sus socios en la producción Lianne Halfon y Russ Smith para fundar la productora Mr. Mudd. El proyecto con el que debutaron fue la alabada adaptación de un cómic “Ghost World”, dirigida por Terry Zwigoff. Una década más tarde, Mr. Mudd consiguió su mayor éxito de taquilla y de crítica con la cinta independiente “Juno”, protagonizada por Ellen Page, Jennifer Garner y Jason Bateman, que logró convertirse en el tercer mayor estreno independiente de todos los tiempos.

Malkovich ejerció de productor ejecutivo del documental “How to Draw a Bunny”, un retrato cinematográfico del artista Ray Johnson que logró hacerse con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Sundance de 2002, y “Which Way Home”, candidata en 2009 al Oscar® al “Mejor largo documental”.

Los restantes créditos de Mr. Mudd incluyen el drama de época “The Libertine”, protagonizado por Johnny Depp y Samantha Morton, y “El arte de estrangular”,dirigido por Terry Zwigoff, con guión de Dan Clowes (la misma pareja creativa responsable de “Ghost World”).

Malkovich es uno de los actores más solicitados de la gran pantalla, que trabaja con frecuencia tanto en producciones estadounidenses como internacionales, junto a muchos de los principales directores del mundo. Ha sido candidato en dos ocasiones al Oscar® al “Mejor actor de reparto”, una por el drama de época de Robert Benton “En un lugar del corazón” (1985) y otra por el thriller de Wolfgang Petersen “En la línea de fuego” (1994). Su trabajo en “En un lugar del corazón” también le valió el premio al “Mejor actor de reparto” de la National Society of Film Critics y de la the National Board of Review. En 1999, obtuvo el premio del New York Film Critics Circle al “Mejor actor de reparto” por “Cómo ser John Malkovich”.

Entre sus estrenos más recientes, hubo ocasión de verlo en “Transformers: El lado oscuro de la luna”, tercera entrega de la taquillera franquicia, frente a Shia LaBeouf, para el director Michael Bay, “Red”,frente a Bruce Willis, Morgan Freeman y Helen Mirren, “Secretariat”, frente a Diane Lane, la comedia de los hermanos Coen “Quemar después de leer”, con Brad Pitt, George Clooney y Frances McDormand, y el alabado drama de Clint Eastwood “El intercambio”, junto a Angelina Jolie y Amy Ryan.

Entre sus restantes créditos cinematográficos también figuran “Klimt”, de Raoul Ruiz, “El juego de Ripley”, de Liliana Cavani, “Retrato de una dama”, de Jane Campion, “De ratones y hombres”, de Gary Sinise, “El cielo protector”, de Bernardo Bertolucci, “Las amistades peligrosas” de Stephen Frears, “El imperio del sol”, de Steven Spielberg, “El zoo de cristal”, de Paul Newman, “El gran Buck Howard”, de Sean McGinly, “Beowulf”, de Robert Zemeckis, y “Los gritos del silencio”, de Roland Joffé.

Malkovich también ha realizado trabajos para televisión, como su interpretación de ‘Biff’, por la que ganó un Emmy®, en el telefilme de 1985 “Muerte de un viajante”, dirigido por Volker Schlöndorff y coprotagonizado por Dustin Hoffman. Este papel también le valdría una candidatura al Globo de Oro. En 1995, volvió a ser candidato al Globo de Oro por su papel de reparto en “El corazón de las tinieblas”.

Entre sus restantes trabajos dignos de mención se encuentran la miniserie “Napoleón” y el alabado telefilme de HBO “RKO 281. La batalla por Ciudadano Kane”, que le valieron a Malkovich sendas candidaturas a un premio Emmy®.

El actor debutó en la dirección con “Pasos de baile” (2003), protagonizada por Javier Bardem. Ha dirigido tres cortometrajes para el diseñador de moda de Londres Belle Freud: “Strap Hangings”, “Lady Behave” y “Hideous Man”.

Entre 1976 y 1982, Malkovich actuó en, dirigió o diseñó decorados para más de 50 producciones de la compañía teatral Steppenwolf. Su debut en los escenarios de Nueva York en el montaje de Steppenwolf de la comedia de Sam Shepard “True West” le valió un premio Obie.

Entre sus restantes trabajos teatrales caben destacar “Slip of the Tongue”, “State of Shock”, de Sam Shepard, y “Burn This in New York, London and Los Angeles”, de Lanford Wilson.

Malkovich volvió a interpretar recientemente el papel del famoso asesino en serie austriaco ‘Jack Unterweger’ en “The Infernal Comedy: Confessions of a Serial Killer”, un monologó con arias de ópera intercaladas. La producción estuvo de gira por Europa y también se representó en el 29ª Festival Anual “Next Wave” de la Brooklyn Academy of Music.

Malkovich ha dirigido numerosas obras en Steppenwolf, incluidas la célebre “Balm in Gilead” en Chicago y en el Off Broadway, “The Caretaker” en Chicago y en Broadway, así como “Libra”, que él mismo adaptó a partir de la novela de Don DeLillo. En 2003, la producción teatral francesa de Malkovich de “Hysteria” fue candidata a cinco premios Molière, incluido el de “Mejor director”. Recientemente, recibió un premio Molière al “Mejor director” por su adaptación de la obra de Zach Helm “El buen canario” en París.

Malkovich también ha realizado alguna incursión en el mundo del diseño de moda, como fuerza creativa responsable de la línea de ropa de caballero Technobohemian.

 

GILLIAN BROWN (coproductora) se incorporó a la productora Mr. Mudd en otoño de 2008. En 2009, trabajó como supervisora de producción del documental de Mr. Mudd ganador del Emmy y candidato al Oscar® “Which Way Home”, dirigido por Rebecca Cammisa. En 2010, trabajó como ayudante de los productores en la comedia de los hermanos Duplass “Jeff y los suyos”, protagonizada por Ed Helms, Jason Segal y Susan Sarandon, así como en “Young Adult”, de Jason Reitman, escrita por la guionista de “Juno”, Diablo Cody, y protagonizada por Charlize Theron.

 

ANDREW DUNN (director de fotografía) es un galardonado director de fotografía que ha disfrutado de una larga y notoria carrera tanto en cine como en televisión. Entre sus trabajos más recientes se encuentran el drama candidato al Oscar® “Precious”, así como “Medidas extraordinarias”, “Como la vida misma” y la comedia de éxito “Crazy, Stupid, Love”. Además, tiene en posproducción y pendientes de estreno para 2013 el drama “Effie”, protagonizado por Emma Thompson y Dakota Fanning, y “The Butler”, con John Cusack, Robin Williams y Alan Rickman.

Dunn ha ganado el premio BAFTA en tres ocasiones, la primera de ellas en 1985, por su trabajo en el docudrama sobre la guerra nuclear “Threads”, la segunda en 1986 por la miniserie de Martin Campbell “Edge of Darkness”, y la última en 1989 por “Tumbledown”. Dunn recibió además otras dos candidaturas a los premios BAFTA por la serie de televisión “The Monocled Mutineer” en 1987 y por la película “La locura del rey Jorge” en 1996. Por este último trabajo, recibió un prestigioso premio London Evening Standard al “Logro técnico” y el premio de la British Society of Cinematographers a la “Mejor fotografía”.

Dunn es natural de Londres y empezó su carrera en la industria del entretenimiento al incorporarse a la BBC como montador, mientras seguía desarrollando y filmando sus propios proyectos. Como director de fotografía, ha trabajado con muchos de los directores más respetados de la industria, entre ellos Stephen Frears, Richard Eyre, Martin Campbell, Nicholas Hytner, Robert Altman, Mick Jackson, Andy Tennant, Bill Forsyth y Dennis Potter.

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen títulos como “Tres mujeres para un caradura”, “El guardaespaldas”, “El crisol”, “Prácticamente magia”, “Por siempre jamás”, “Gosford Park”, “La venganza del conde de Montecristo”, “Hitch: Especialista en ligues”, “Belleza prohibida”, “Sweet Home Alabama”, “Good”, “Flipado sobre ruedas” y “Miss Potter”.

 

INBAL WEINBERG (diseño de producción) lleva trabajando en el diseño de producción en cine y televisión desde que se licenció en Cine por la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York en 2003. Sus créditos para la gran pantalla incluyen la candidata al Oscar® “Blue Valentine”, protagonizada por Ryan Gosling y Michelle Williams (Festivales de Cine de Sundance y Cannes de 2010) y “Frozen River (Río Helado)” (Gran Premio del Jurado del Festival de Cine de Sundance de 2008). También diseño los proyectos del taller de Sundance “Don’t Let Me Drown” (Festival de Cine de Sundance de 2009), “Pariah” (Festival de Cine de Sundance de 2011) y “Return” (Festival de Cine de Cannes de 2011), así como las comedias “Ceremony” y “Our Idiot Brother”, protagonizada por Paul Rudd, Zooey Deschanel y Elizabeth Banks.

Su trabajo más reciente ha sido el diseño de la nueva película del director Derek Cianfrance, tras “Blue Valentine”, el drama de cine negro “The Place Beyond The Pines”, protagonizado por Ryan Gosling, Bradley Cooper y Eva Mendes. Inbal tiene también en posproducción “The Angriest Man in Brooklyn”, una comedio de humor negro protagonizada por Robin Williams y Mila Kunis.

 

MARY JO MARKEY (montaje) es una consumada montadora tanto de cine como de televisión. Tras cursar estudios en Literatura inglesa en la Ohio State University y trasladarse a la costa oeste de EE. UU., tuvo ocasión de conocer una sala de montaje y descubrir lo que hacían los montadores mientras trabajaba como ayudante de Robert Redford. Con ayuda de Redford, Markey entró a trabajar como aprendiz de Dede Allen en la sala de montaje de “Un lugar llamado Milagro”, en lo que fue el inicio de su carrera como montadora.

Tras montar una serie de películas independientes y telefilmes, Markey empezó a colaborar con JJ Abrams como uno de los montadores de la serie de televisión “Felicity” durante sus dos primeras temporadas. Markey pasó luego a montar las dos primeras temporadas de “Alias”, serie por la que fue candidata a un Emmy®, y, en 2005, Markey ganó el Emmy® por su trabajo en el piloto de “Perdidos (Lost)”. En 2006, la colaboración de Markey con JJ Abrams se trasladó hasta la gran pantalla con “Misión imposible III” y continuaría posteriormente en 2007 con el piloto para HBO “Anatomy of Hope”, en 2009 con “Star Trek”, con el piloto de 2010 “Undercovers”, y en 2011 con “Super 8”.

Además de sus proyectos con Abrams, Markey ha montado el galardonado telefilme de HBO “Life Support”, que fue elegido para la noche de clausura del Festival de Cine de Sundance de 2007 (y le valió su primera candidatura a los premios Eddie de ACE), y la comedia de acción de 2010 “Killers”, con Katherine Heigl y Ashton Kutcher. En la actualidad, se encuentra montando la secuela de “Star Trek”, cuyo estreno está previsto para 2013.

Markey es miembro activo de la sociedad American Cinema Editors (Montadores de Cine Americanos). Fue uno de los productores del primer “PRIME CUTS: Emmy Winning Editors on Their Craft”, y formó parte durante dos años del comité ejecutivo del Motion Picture Editors Peer Group de la Academy of Television Arts & Sciences (Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión).

 

MARY VERNIEU (directora de reparto) ha logrado labrarse una importante reputación como uno de los “pesos pesados” de Hollywood en el mundo del casting. Sus innumerables créditos cinematográficos incluyen títulos como “Cisne negro”, “El luchador (The Wrestler)”, “Réquiem por un sueño”, “Sin City (Ciudad del pecado)” y muchos más. Entre sus trabajos más recientes, se ha encargado de elegir el reparto de películas como “El lado bueno de las cosas (Silver Linings)”, “Looper”, “Una bala en la cabeza”y “Gimme Shelter”.

Vernieu dio sus primeros pasos en el mundo del casting trabajando para Oliver Stone como ayudante de casting. Conocida no solamente por encargarse del reparto de grandes superproducciones de Hollywood repletas de estrellas, también tiene fama de arriesgarse con realizadores nuevos y atrevidos, muchos de los cuales han acabado convirtiéndose en la élite de la industria. Su buen ojo para descubrir talentos tanto entre actores como entre directores está ampliamente reconocido.

Además de su carrera como directora de reparto, Vernieu también es la propietaria de Primitivo Wine Bistro, un restaurante de éxito de Venice, California. Es una amante de los animales, sobre todo de los perros y los gatos.

 

ALEXANDRA PATSAVAS (supervisora musical) es la propietaria de la compañía Chop Shop Music Supervision, que puso en marcha en 1998.

LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO ha sido uno de sus últimos trabajos, tras sus colaboraciones de los últimos años en “Crepúsculo”, “La Saga Crepúsculo: Luna Nueva”, “La Saga Crepúsculo: Eclipse”, “La Saga Crepúsculo: Amanecer (Parte I)” y la más reciente “La Saga Crepúsculo: Amanecer (Parte 2)”. Entre sus restantes créditos de los últimos años figuran: “Agua para elefantes”, Una vida mejor (A Better Life)”, de Chris Weitz, “El castor”, de Jodie Foster, “¡Qué dilema!”, de Ron Howard, y “Recuérdame”.

Sus créditos para televisión incluyen “Roswell”, “Profesores de Boston (Boston Public)”, “The O.C.”, “Sin rastro”, “Numb3rs”, “Chuck”, “Anatomía de Grey”, “Sin cita previa”, “Sobrenatural”, “FlashForward”, “Mad Men”, “Gossip Girl”, “Sin rastro” y “Rescue Me: Equipo de Rescate”.

Además, se ha encargado de producir las bandas sonoras de “Crepúsculo”, “La Saga Crepúsculo: Luna Nueva”, “La Saga Crepúsculo: Eclipse”, “La Saga Crepúsculo: Amanecer (Parte I)” (publicadas a través de Chop Shop Records), así como de “Mad Men”, “Anatomía de Grey”, “The O.C.”, “Rescue Me: Equipo de Rescate” y “Gossip Girl”. Las bandas sonoras de “Crepúsculo” y “Anatomía de Grey Volumen 2”, además de recibir elogios de la crítica fueron ambas candidatas a sendos premios Grammy.

Patsavas ha sido objeto de artículos en publicaciones tan diversas como Wired, Glamour, The New York Post, The Los Angeles Times, In Style, The Chicago Sun-Times, The Chicago Tribune, Elle, Jane, Billboard, Giant y The New York Times, así como en CNBC y MTV. Fue elegida “Entertainment Marketer of the Year” por Advertising Age, The Los Angeles Times la incluyó en su lista “The West 100”, Variety la incluyó entre las 50 elegidas de su “Women’s Impact Report” anual, Fast Company la nombró una de las “100 personas más creativas de la industria” y la revista Billboard la consideró una de las “mujeres más importantes de la industria musical”.

  

LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: